La Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) considera que el Ministerio de Salud Pública ha actuado correctamente, en cumplimiento de sus atribuciones y responsabilidades, al investigar a fondo el lamentable caso en el cual perdió la vida el excombatiente Claudio Caamaño, y en adoptar decisiones para el fortalecimiento de la atención de emergencias en el sistema público de salud.

Sostiene que al establecer responsabilidades en el manejo del paciente y adoptar las decisiones correspondientes, el Ministerio de Salud Pública (MSP) encamina una acción que sienta un ejemplarizadora.

“Corresponde ahora al Ministerio Público establecer si ha habido delitos y a los involucrados ejercer su derecho a la legítima defensa” expresa la entidad supervisora en un comunicado de prensa.

Esta actuación del Ministerio de Salud Pública establece un precedente muy significativo que fortalece la confianza de la ciudadanía en las instituciones.

La Ley General de Salud (42-01) es explícita con respecto a la obligatoriedad que tiene todo establecimiento de salud de brindar atención a pacientes en situaciones de emergencia, más aun cuando está en juego la vida.

“Nadie está por encima de la ley y de los derechos de los ciudadanos. Las acciones del MSP en este caso, representan un avance en el camino de fortalecer su rol rector de todo el sistema de salud, público y privado, que le asigna el ordenamiento legal vigente.

 

El excombatiente constitucionalista Claudio Caamaño Grullón falleció el pasado 22 de marzo, dos días después de haber sufrido un accidente de tránsito en el tramo carretero de Pizarrete, en el municipio de Baní.

Caamaño Grullón, de 78 años, estaba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Centro Médico UCE, en la capital. Anteriormente fue llevado a cuatro centros de salud diferentes donde le negaron los primeros auxilios, según declaró su hijo Claudio Caamaño Vélez.

De acuerdo con las informaciones ofrecidas tras su accidente, el exguerrillero se fracturó varias costillas, lo que provocó una perforación en uno de sus pulmones.