La situación del tránsito en Santiago de los Caballeros es cada vez más caótica; las calles y avenidas se taponan a cualquier hora del día y en horas de la noche, provocando accidentes ligeros y otros inconvenientes que alteran el ritmo normal de vida de los ciudadanos.

En avenidas como las Carreras, Estrella Sadhalá, 27 de Febrero, Juan Pablo Duarte, Presidente Antonio Guzmán, Imbert, Franco Bidó, Circunvalación Sur, Mirador del Yaque y otras, el caos impera.

Hay conductores que dicen que en un trayecto de tres kilómetros pueden invertir de 30 a 40 minutos debido a los grandes taponamientos generados, en parte, porque muchos semáforos están averiados.

Vecinos de todos los pueblos y localidades de las 14 provincias del Cibao se desplazan a Santiago en busca de servicios de salud, para comprar en las cadenas comerciales y para realizar diligencias que en sus jurisdicciones no pueden hacer.

En declaraciones a Efe el presidente de la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT), Juan Marte, define de catastrófico el problema del tránsito en Santiago.

Según Marte, solo al centro de la ciudad entran diario entre 200,000 y 225,000 vehículos y son una minoría los que perteneces al transporte público.

El dirigente transportista manifestó que muchas personas que trabajan en el centro de la ciudad, han comprado vehículos y que los estacionan en ambos extremos de las calles, provocando problemas en el desenvolvimiento del tránsito.

A su entender, el Concejo Municipal de Santiago debe legislar para regular el tránsito y hacerlo menos pesado, puesto que aunque la CNTT está dando pasos fundamentales para que esa situación se resuelva, no puede regular el tránsito de vehículos privados que es el que provoca el mayor caos en calles y avenidas.

Además, el gremialista opinó que los accidentes de tránsito, con sus consecuencias de muertos y heridos, no se resuelven endureciendo las leyes, sino aplicando las que existen que "son buenas, pero es importante que no se conviertan en tintas muertas que no se aplican."

No obstante, indicó que si hay que modificar la ley 241 para criminalizar ciertos delitos de tránsito, de manera que pase a ser de una acción meramente civil a una penal la CNTT apoyará esta medida.