El día de ayer un acto terrorista dejó decenas de personas muertas (84, según el último balance provisional del gobierno francés) después ser atropelladas por un camión lanzado contra una multitud durante los festejos de "La Toma de la Bastilla", la fiesta nacional francesa, en el Paseo de los Ingleses en la ciudad de Niza.

Además de los decesos, se contabilizaron 202 heridos -52 de ellos en estado crítico-  según la fiscalía francesa. Después de la tragedia, medios locales e internacionales reportaron minuto a minuto lo que sucedía en el país galo, incluyendo algunos testimonios de sobrevivientes que no podían creer lo que había sucedido.

Entre ellos se encuentran dos latinos que presenciaron la masacre y contaron su versión. La primera de ellas es la mexicana Gabriela López, quien observó el momento justo en que el camión de carga embistió a la multitud:

“Se escucharon muchos gritos de personas y vi un camión a toda velocidad que dejaba a su paso a gente en el suelo”, describió para el canal de televisión mexicana FOROtv.

Por otro lado, Miguel Ángel, un peruano que vive en Niza desde hace cinco años, estuvo mucho más cerca del atentado y relató lo que hizo para salvar su vida:

“Estaba a unos veinte metros, vi que el camión venía hacia mí y la gente corría despavorida por todos los lados (...) Me metí debajo un carro (….) Pero no se rendía, les respondía los disparos, se me hizo eterno”, así describió el joven el momento justo cuando los policías dispararon contra el conductor.

Otro peruano que sobrevivió al atentado en Niza fue Andrés Farfán, quien narró para un canal de TV de su país natal cómo vivió el ataque:

"Llegó un momento en el que calculé que había gente que no podría salvarse. Yo no pudo soportar esto y me volteé, pero escuché cómo el camión golpeó una, dos, tres, cuatro veces. Amigos míos sí pudieron mirar y comenzaron a llorar porque la gente salió volando. Volví a salir a la terraza y la escena era horrible. Gente en el piso con charcos de sangre, al inicio sin ser cubierta. Al frente de donde yo estaba vi unos seis cuerpos. Un poco más atrás, unos cinco cuerpos. La escena era horrible, no se podía creer".

Asimismo, David Fernández, un joven estudiante chileno que radica actualmente en esta ciudad, se encontraba muy cerca del lugar de los hechos y aún no logra quitarse la imagen de la la cabeza:

"Aún estoy nervioso. Yo estaba un poco más a la izquierda de donde esto sucedió, a solo 500 metros del ataque en la playa. Cuando esto ocurrió comenzamos a correr con la masa y en el camino íbamos preguntando, mientras todos nos contaban distintas historias.Todos, todos nos contaban diferentes versiones en el camino, pero desde un principio supimos lo del camión. Yo incluso escuché algunos balazos pero los atribuí a los fuegos (artificiales)", dijo en exclusiva para este medio.

Por el momento, el gobierno de Francia anunció la detención de una mujer que podría estar implicada en el ataque. Además, la policía está investigando el departamento del conductor así como los vínculos con grupos yihadistas.