Josefina Pérez-Gaviño, sobrina nieta de Juan Bosch, ha enviado una carta a José Francisco Peña Tavárez, administrador de la Lotería Nacional, en la que le hace saber que los billetes de la lotería con la fotografía del antiguo mandatario, circularon ayer "sin el conocimiento y mucho menos la autorización de la familia" y solicita por ello un "desagravio público".

"Permítame no iniciar esta misiva con el saludo correspondiente, la verdad es que no tengo ánimo para ello, y como en mi familia desconocemos el lenguaje de los jugadores de billetes y quinielas, voy a circunscribirme a los hechos que motivan esta comunicación", comienza la misiva.

A su vez, señala que toda la familia está comprometida en preservar el legado histórico de Juan Bosch, "que no es nuestro, es de todos los dominicanos".

"Usted podría argumentar que Juan Bosch es una figura pública, y tiene razón, es pública para todo lo relacionado con la conducta y el pensamiento que lo caracterizó en vida, no para vincularlo al juego y al vicio", advierte Pérez Gaviño.

A su vez, indica que quizá Tavárez "por el ambiente" en que se ha desenvuelto, "desconozca el valor y el significado de Juan Bosch para el pueblo dominicano, sin embargo, en esa institución debe haber alguien con un mínimo de sensatez que le indicara lo inapropiado de colocar esa foto en los billetes".

Además recuerda que Juan Bosch nunca jugó, entendía que "el juego era otro de los muchos indicadores del atraso en que vivíamos, pero además, vincular a un hombre de su estatura histórica a la venta de lo que constituye un vicio, es una falta de respeto mayúscula".

"Es por esta razón que le solicito un desagravio público a la familia y a todos los dominicanos que hemos sido ofendidos por esta desconsideración", concluye.