El Partido Socialdemócrata de Rumanía (PSD) fue el más votado en Bucarest, la capital, y en Cluj, la segunda ciudad del país, en las elecciones locales celebradas ayer, según los sondeos a pie de urna y a la espera de que se anuncien hoy los resultados oficiales de todos los municipios.

La candidata del PSD, la periodista Gabriela Firea, habría arrasado en la capital con el 42.1 por ciento de los votos, por delante de Unión Salvad Bucarest (USB), con el 29.8 por ciento, y del conservador Partido Nacional Liberal (PNL), con el 13.3.

Los socialdemócratas, el partido más fuerte en el Parlamento nacional, recupera así la capital del país, que ha estado los últimos cuatro años gobernada por un alcalde independiente, según los sondeos de la empresa IRES.

“Bucarest tiene por primera vez a una mujer como alcalde”, aseveró el presidente del PSD, Liviu Dragnea.

La gran novedad en la capital es la fuerte irrupción del USB, un partido antisistema formado hace siete meses que, tras este buen resultado, ha anunciado que participará en las elecciones generales de septiembre

En el Cluj ha vuelto a ganar el socialdemócrata Emil Boc, con el 69.1 por ciento.
Las elecciones han estado marcadas por la baja participación, alrededor del 48 por ciento, que en la capital ha sido incluso inferior, con sólo el 33 por ciento.

Unos 18 millones de rumanos estaban convocados a elegir a los alcaldes y concejales de más de 3,000 municipios.