La Sociedad Dominicana de Cardiología acusó hoy al Estado de hacer poco para prevenir las enfermedades cardíacas que, según explicó, afectan cada vez más a menor edad.

El presidente de la Sociedad, Donaldo Collado, dijo que la inversión del Estado para tratar los temas cardíacos es "ínfima".

Collado lamentó que esta sea una de las áreas más descuidadas por el sistema público, "una paradoja porque las afecciones cardíacas registran un aumento preocupante y afectan cada vez a menor edad", según dijo.

Con motivo del Día Mundial del Corazón, Collado llamó al Gobierno a construir más espacios y áreas verdes para que los niños puedan ejercitarse.

El presidente de la Sociedad Dominicana de Cardiología criticó que la Ley de Salud no cumpla su rol, lo que implica que las tarifas que pagan las Aseguradoras de Riesgos de Salud sean muy bajas y la cobertura a procedimientos también, lo que afecta a médicos y a pacientes pobres.

Dijo que la norma, que tiene 15 años, es obsoleta y consideró que ya es tiempo de una revisión.

Collado consideró fundamental aprender a detectar síntomas ya que, según dijo, más del 70 % de las emergencias cardíacas y respiratorias ocurren en la casa, con un familiar presente, que podría ayudar a la víctima.

"Cada año, los males cardiovasculares son responsables de 17,3 millones de decesos prematuros y para 2030 aumentarían a 23 millones. Pero gran parte es prevenible al abordar los factores de riesgo como el consumo de tabaco, alcohol en exceso, dieta poco saludable y la falta de ejercicio", advirtió.

En el caso de la nicotina, indicó que anual mueren más de 600,000 fumadores pasivos (humo de segunda mano), incluidos niños.

De acuerdo con Collado, los ligeros cambios en la rutina diaria pueden dar resultados extraordinarios, subir escaleras en lugar del ascensor, bajar del vehículo público dos cuadras antes de llegar al trabajo o ir a pie sino es muy lejos, hablar parado por teléfono.