Hace casi más de un mes María Socorro Arizmendi Esquivel recibió la noticia de que sería la encargada de preparar una comida para el papa Francisco, durante su estancia en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

“Mi hermano me lo comunicó hace como mes y medio y yo acepté. Después me mandaron la dieta del papa desde Roma”, contó en una entrevista con Metro.

La mujer originaria del estado de México se dedica desde hace 25 años a atender los asuntos relacionados con la agenda de su hermano, Felipe Arizmendi, obispo de San Cristóbal de las Casas.

Sus tareas van desde labores administrativas dentro de la casa episcopal, hasta preparar las comidas para las reuniones privadas del prelado con otros ministros religiosos, políticos, otras figuras públicas o integrantes de asociaciones.

De ahí que el obispo tuviera la confianza para pedirle que preparara el menú que degustará el pontífice hoy lunes 15 de febrero: arroz blanco, pollo con champiñones, verduras cocidas, frutas y dulces originarios de Morelia, Michoacán, así como agua baja en sales que será traída desde Italia.

“Los colaboradores del Papa sólo aceptaron que se le ofrecieran dulces de Morelia, pero no sé cuáles son, porque los va a traer el obispo coadjutor de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Enrique Díaz Díaz, porque él es de allá de Michoacán”, puntualizó

La prueba de fuego. Socorro Arizmendi detalló que un secretario del papa fue el primero en probar el platillo fuerte para Jorge Mario Bergoglio, en el marco de una reunión del obispo Felipe Arizmendi con otros jerarcas católicos provenientes del Vaticano.

“Primero me habían pedido que le preparara un arroz blanco y una carne, ya fuera res, pollo o pescado. Después, como vinieron de Roma varias veces a comer aquí a la casa, yo una vez les hice pollo con champiñones y al secretario del Santo Padre le gustó. Mi hermano me dijo después que ese era el platillo que querían para el Papa”, abundó.

La mujer, que siempre ha recibido en su mesa a decenas de jerarcas católicos, señaló que no sabe qué menú podría haber propuesto al papa, pues está consiente de que el pontífice no puede comer cualquier ingrediente o platillo por seguridad. Sin embargo, se asume feliz y preocupada por el momento.

“Me encuentro preocupada y nerviosa, pidiéndole a Dios que todo salga bien para agradar a los comensales. Siento una alegría muy grande, un don de Dios que no lo merezco. Estoy muy feliz, nunca me imaginé que fuera a pasarme esto tan hermoso y con todo mi amor lo haré”, expresó Socorro en la charla por vía telefónica.

Si bien en la mesa el papa estará acompañado sólo de ocho indígenas, el obispo Felipe Arizmendi y el obispo coadjutor Enrique Díaz Díaz, el menú de Socorro contempla a un total de 35 personas aproximadamente, puesto que habrá otros asistentes que comerán en un comedor contiguo.

Los acompañantes de la mesa de Francisco:

El obispo Felipe Arizmendi dijo que una de la razones de que el Papa haya elegido un menú sencillo que no incluyera maridaje con algún vino, tequila o cerveza, así como varios tiempos, fue tener mayor oportunidad para escuchar a los invitados indígenas. Además de los obispos de San Cristóbal de las Casas, Francisco estará acompañado de los siguientes fieles:

– Presbítero Sebastián López López, sacerdote tsotsil, originario de El Bosque y párroco de Chalchihuitán.

– Aída Pérez Jiménez, religiosa tseltal, hija de la Caridad de San Vicente de Paul y agente de pastoral en la Parroquia de Altamirano.

– Teófilo Pérez Ruiz, seminarista tsotsil, originario de San Andrés Larráinzar, elegido por sus compañeros de Teología y quien vive un año de inserción pastoral en una comunidad tseltal de Bachajón.

– Victoria Ruiz González, joven tsotsil, elegida por la coordinación diocesana de pastoral juvenil y habita en San Cayetano, municipio de El Bosque.

– Carlos Aguilar, catequista tseltal, representante de la organización Pueblo Creyente. Radica en Betania, cerca de San Quintín, en las Cañadas de Ocosingo.

– Dominga Sántiz, catequista tseltal, de la Coordinación Diocesana de Mujeres (CODIMUJ); vive en Oxchuc.

– Miguel Montejo Díaz, diácono permanente ch’ol. Vive en Boca Chancalá, Palenque.

– María Trujillo Sánchez, esposa de Miguel Montejo, de la etnia ch’ol.