El Ministerio Público solicitó prisión preventiva en contra del estadounidense Frank Sorichette y/o Frankie Carleone, y la dominicana María Geraldine De La Rosa Batista, a quienes se les imputa haberse asociado para dar muerte y despojar de sus bienes al norteamericano, Brent Renault Lewis, el 3 de noviembre del 2014.

La solicitud fue presentada ante la Oficina de Atención Permanente de Puerto Plata.

Durante las investigaciones indagatorias realizadas por el Ministerio Público y la Policía Nacional se determinó que los imputados planearon quitarle la vida a la víctima para luego adueñarse de manera fraudulenta de sus propiedades.

La trama criminal fue presuntamente organizada por Frank Sorichette y/o Frankie Carleone y María Geraldine De La Rosa Batista, quienes asesinaron a Brent Renault Lewis en una villa de su propiedad situada en el residencial Loma Mironas del municipio Sosúa, de esta provincia, y luego descuartizaron su cuerpo, utilizando una sierra eléctrica y un hacha cortante.

"Luego de mutilarlo, los imputados dividieron en fundas plásticas cada parte del cuerpo y procedieron a bordo del vehículo marca Dodge, modelo Caravan, color blanca, propiedad del occiso, a regarlo en diversos lugares", expresa la instancia.

Tras varios meses de investigación, en fecha 15 de mayo del presente año, los investigadores localizaron parte del cuerpo de la víctima en las proximidades de Loma Picada (Espaillat), procediendo el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) a realizar la correspondiente prueba de ADN, que determinó que las extremidades encontradas son compatibles con el ADN de los hijos de Lewis.

"El Ministerio Público está poniendo todo su esfuerzo en esclarecer este hecho y por tanto lograr una sentencia ejemplarizante, que sirva para paliar el dolor de los familiares y para enviar el mensaje de que hechos atroces y planificados como este tendrán de frente a los órganos de investigación del Estado", manifestó Osvaldo Bonilla Hiraldo, Procurador Fiscal Titular.

En las próximas horas se conocerá la audiencia donde el Ministerio Público solicitará prisión preventiva como medida de coerción, por violación de varios artículos del Código Penal Dominicano, que tipifica la asociación de malhechores y el asesinato.

Ambos imputados guardan prisión preventiva por el hecho relacionado con la falsificación de documentos mediante los cuales pretendían apropiarse de los bienes de la víctima.