El Premio Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa, el fallecido cineasta estadounidense Stanley Kubrick, el futbolista brasileño Willian y el exdirector del Fondo Monetario Internacional Dominique Strauss-Kahn son algunos de los últimos famosos cuyos nombres han aparecido vinculados con el escándalo de los “Panama Papers”.

Según informó el diario español El Confidencial, Vargas Llosa “fue accionista” durante “un breve periodo de tiempo en 2010” de Talome Services Corp, una sociedad offshore radicada en las Islas Vírgenes Británicas de la que se desvinculó poco antes de ganar el Nobel. “Nos extraña muchísimo esta información. Solamente puede atribuirse a que algún asesor de inversiones o intermediario, sin el consentimiento de los señores Vargas Llosa, reservó esta sociedad para la realización de alguna inversión que se estaba estudiando, sin que, finalmente, se materializase en ninguna acción concreta”, dijeron desde el entorno del escritor a El Confidencial.

“Los señores Vargas Llosa han cumplido siempre con todas sus obligaciones fiscales para con España, así como para con los demás países con los que han generado relaciones económicas y tributarias, incluyendo no solamente el pago de los impuestos sino también el cumplimiento de cualquier otra obligación de carácter tributario, especialmente las de información”, dijeron otras fuentes cercanas al escritor

Kubrick

El diario inglés The Guardian informa, en tanto, que tras la muerte de Stanley Kubrick en el año 1999, la propiedad de la mansión en la cual vivió sus últimos años en el condado inglés de Hertfordshire fue traspasada  por sus hijas a tres sociedades offshore constituidas en las Islas Vírgenes Británicas.
La operación “pudo haber ahorrado a la familia miles de libras en impuestos a la herencia”, pero “los papeles no revelan si esto ocurrió”.

Lo que los documentos filtrados del estudio de abogados Mossack Fonseca sí revelan es “una compleja red de compañías offshore usadas por la familia para manejar sus activos, incluyendo las ganancias por algunas de las películas de Kubrick”.

Más nombres en Reino Unido

The Guardian también informa hoy sobre la situación de William, el centrocampista del Chelsea, quien está incluido en los documentos como único accionista de la compañía offshore Saxon Sponsoring Limited.

Al registrar esa empresa, en septiembre de 2013, el brasileño aportó la dirección del campo de entrenamiento del Chelsea, en Cobham (Inglaterra), como su residencia en el Reino Unido.

La publicación también menciona a Mark Thatcher, hijo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher; a la activista medioambiental Heather Mills, exesposa del músico Paul McCartney, al antiguo mayordomo de Diana de Gales, Paul Burrell; a la duquesa de York, Sarah Ferguson; y al empresario musical Simon Cowell, el famoso juez del programa “American Idol”.

Según el periódico británico, el hijo de Thatcher sale citado en los documentos del bufete panameño Mossack Fonseca como beneficiario de una sociedad con activos inmobiliarios en las islas Barbados.
Heather Mills, quien en 2008 se divorció de McCartney tras llegar a un acuerdo por valor de 24,3 millones de libras (30,37 millones de euros al cambio actual), aparece en documentos del bufete panameño con cerca del 10 por ciento de las acciones de la compañía Water 4 Investment, radicada en las Islas Vírgenes, que se formó con el propósito de comercializar alimentos saludables.

La información de Mossack Fonseca filtrada por The Guardian se refiere asimismo a Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II de Inglaterra, que aparece relacionada con la compañía de las Islas Vírgenes Essar Company.

Ex director del FMI

En tanto, el diario francés Le Monde reveló que un fondo de inversión luxemburgués presidido hasta 2014 por el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, ayudó a crear hasta 31 empresas en paraísos fiscales.

El fondo Leyne, Strauss-Kahn & Partners (LSK), creado por su socio Thierry Leyne, abrió y administró empresas en paraísos como las islas Seychelles, Panamá, Hong Kong o las Islas Vírgenes para clientes como productores audiovisuales asiáticos o ricos inversores franceses.

El fondo se sirvió de su filial Assya Asset Management Luxembourg (AAML) para operar esas sociedades, cuyos datos aparecen en los documentos filtrados de Mossack Fonseca.

En el mismo periodo, Strauss-Kahn –político socialista– atacaba ante el Senado francés las “consecuencias injustas” de los paraísos fiscales, “instrumentos financieros fundados sobre la opacidad” que “privan al Estado de recaudaciones fiscales”.

¿Qué es una empresa “offshore”?

En medio de las rápidas repercusiones de la masiva filtración de documentos del estudio panameño de abogados Mossack Fonseca , algunas preguntas obvias pueden ser las siguientes: ¿Qué es un paraíso fiscal? ¿Qué son las empresas offshore?

“En términos sencillos una sociedad offshore es una empresa que se crea en un país distinto al de residencia de los socios de la misma, la cual no realiza tampoco ninguna actividad económica en este país”, explica Arturo Farías, Contador Público y Auditor, al portal www.cooperativa.cl

El académico resalta que “normalmente, al país donde se crea la empresa (offshore) se le conoce como un ‘paraíso fiscal’, cuya máxima característica es que las sociedades allí poseen ciertos beneficios o ventajas fiscales, principalmente de carácter tributario”.

Si bien en cualquier parte del mundo se puede crear una empresa de este tipo, “su funcionalidad crece en países donde el régimen tributario de impuestos es bajo o nulo”, puesto que “los ingresos que se reciben puedan beneficiarse de las ventajas fiscales”.