Mohamed Abrini, uno de los sospechosos de los atentados terroristas de Bruselas, confesó ser el “hombre del sombrero” que se dio a conocer en una fotografía capturada en el aeropuerto el día de los ataques.

Abrini admitió que estuvo presente en los atentados del pasado 22 de marzo en Bélgica que dejaron 32 muertos. Las autoridades también lo vinculan con lo ataques en París del 13 de noviembre de 2015 donde murieron 130 personas.

Abrini es uno de los seis hombres detenidos en Bruselas y uno de los cuatro acusados de delitos de terrorismo.

Su detención se realizó después de que se encontraran sus huellas dactilares y ADN en dos escondites en Bruselas así como en un automóvil usado durante los ataques de París, dicen los investigadores.