El director de Gestión de la Salud de la Población, José Manuel Puello, recordó a las embarazadas tomar las medidas preventivas para evitar contagiarse del virus del zika, transmitido por el mosquito "Aedes aegypti", el mismo que contagia el dengue, la chikunguña y la fiebre amarilla.

Las embarazadas deben evitar las picaduras de mosquitos, utilizando repelentes que no causen efectos indeseados en el embarazo y usar ropa larga en horas de descanso por la tarde, mosquiteros al dormir y acudir con más frecuencia a su consulta prenatal, precisó.

A través de un comunicado, Puello recordó que en países de Las Américas que han reportado casos de zika-virus las medidas han sido las mismas y se hace énfasis en la eliminación de criaderos, sumado a orientación a la población en general.

"Es bueno que no haya confusión en la población y que la gente esté bien atenta a las recomendaciones porque de esa manera pueden adoptar las medidas que las autoridades competentes indican y así todos y todas contribuimos a disminuir riesgos", dijo.

Puello recordó que los síntomas de zika- son más leves que los del dengue y la chikunguña, y que el tratamiento es a base de acetaminofén, loción para calmar la picazón por las erupciones en la piel e hidratación con solución salina, como con las demás enfermedades endémicas transmitidas por el mosquito 'Aedes aegypti'.

Sin embargó, resaltó que las medidas más efectivas son la eliminación de criaderos de los hogares, locales y sus alrededores, así como mantener bien tapada el agua almacenada para uso doméstico.

Aunque esta no es una enfermedad mortal, su incidencia en embarazadas durante los primeros tres meses de gestación se ha vinculado con casos de microcefalia.