1- Tarragona, España. Pirámides humanas increíbles

Miles de personas crearon enormes pirámides humanas que se extendían hacia el cielo, durante la competencia Tarragona 26, en Tarragona, España. Los “Castellers”, que construyen los “castells” con trabajo en equipo buscan construir la torre más impresionante.

2- Reconocimiento. Patrimonio de la Humanidad

La tradición de construir castells se originó en la Bola dels Valencians en Valls, cerca de la ciudad de Tarragona, en 1712. El 16 de noviembre de 2010, la UNESCO declaró que los castells iban a estar entre los obras maestras del patrimonio oral e inmaterial de la humanidad.

3- Precisión. La posición es todo

Para construir estas obras maestras imponentes, todo el mundo tiene que estar en el lugar correcto, desde el más viejo al más joven. Si alguien se falla, no consiguen construirlo.

4- Cada dos años. Tarragona acoge a los castellers

Una vez cada dos años unos pocos miles de hombres, mujeres, e incluso niños, pueden subir sobre los hombros del otro para crear la torre más alta.

5- Atuendo.  Camisas de color

Típicamente, los castellers llevan pantalones blancos, una faja negra, un pañuelo y una camisa de color, a menudo, con el emblema del equipo. La hoja (faixa) es la parte más importante de su atuendo.

6- El castell. En dos fases

El castell está construido en dos fases. En primer lugar, la pinya –la base de la torre– se forma; a continuación, las capas superiores de la torre se construyen lo más rápidamente posible con el fin de poner la tensión mínima sobre los castellers más bajos.