La guerra de Siria ha causado más de 300 mil muertos desde que comenzó en marzo de 2011, según un nuevo balance divulgado por el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) este martes, primer día de una tregua acordada por Rusia y Estados Unidos.

Un balance anterior del 8 de agosto de esta oenegé establecida en el Reino Unido pero que dispone de una amplia red de fuentes militares, civiles y médicas en Siria, daba cuenta de 292 mil 817 muertos en este devastador conflicto.

Hasta el 12 de septiembre, el número de muertos fue de 301 mil 781, entre ellos 86 mil 692 civiles, de los que 15 mil 99 eran niños, afirmó la ONG.

Según este mismo balance, entre los caídos hay también 52 mil 359 combatientes rebeldes y de las Fuerzas Democráticas Sirias, una alianza arabo-kurda, y 52 mil 31 yihadistas extranjeros.

Las fuerzas del régimen perdieron 107 mil 54 hombres, entre ellos 59 mil 6 soldados.

La OSDH precisa que las 3 mil 645 personas restantes no pudieron ser identificadas.