El Gobierno boliviano decidió este jueves retirar el permiso de operaciones de la aerolínea Lamia y suspender a las autoridades del sector aeronáutico mientras se investigan las causas que llevaron a permitir el despegue del avión que se estrelló el lunes en Colombia.

La decisión afecta a las principales autoridades de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), anunció en una rueda de prensa el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros.

El avión de Lamia, que  transportaba a futbolistas y directivos del Chapecoense, y a periodista, incumplió el plan de reabastecerse de combustible en Bogotá, informó ayer una fuente de la compañía.