El fiscal adjunto Isidro Vásquez ha sido suspendido de sus funciones sin disfrute de su sueldo, por orden del Consejo Superior del Ministerio Público debido a la investigación abierta sobre un supuesto pago de 125,000 dólares que habría recibido de uno de los imputados en el caso de fraude del Banco Peravia.

El pasado 8 de noviembre, la fiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reinoso solicitó una investigación sobre Vásquez, después de que el imputado Nelson Cabral Veras afirmará, durante la sesión de revisión obligatoria de medidas de coerción, que había entregado ese dinero al fiscal, con quien acordó un segundo pago por la misma cantidad, para evitar ser procesado.

Tras estas afirmaciones, en las que Cabral Veras se reafirmó posteriormente en presencia de Berenice y del propio Vásquez, la fiscal del Distrito Nacional solicitó una investigación a la Procuraduría y apartó al fiscal adjunto del caso.

Ayer, el afectado fue interrogado por el procurador adjunto Bolívar Sánchez, encargado del departamento de Inspectoría del Ministerio Público.