Hace ya una semana que los partidos de oposición se retiraron del diálogo político que coordina monseñor Agripino Núñez Collado y el estado es el mismo: suspenso y opiniones encontradas.

La oposición aún no deja en claro si regresará o no a la mesa de diálogo en el que se debaten reformas en materia política y electoral del país; lo que sí plantea con intensidad es la necesidad de una prórroga para la selección de los jueces, “independientes y apartidistas”, de la Junta Central Electoral (JCE).

El presidente en funciones del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Orlando Jorge Mera, afirma en declaraciones a este medio, que el primer paso para la reanudación del diálogo lo debe dar el partido oficialista. “Quien tiene que dar el primer paso es el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para nosotros ver entonces una actitud seria hacia el diálogo”, afirma.

Pero para que el diálogo retome su curso hay una condicionante que, a juicio de Jorge Mera, es esencial: extender plazo para recibir más propuestas de candidatos que integren el máximo órgano rector de las elecciones dominicanas.

“Si nosotros vemos que se prorroga el plazo para la recepción de candidaturas para la Junta Central Electoral (JCE), entonces vamos a ver que hay una actitud seria para dialogar, pero no podemos dialogar teniendo un interés de un procedimiento al vapor para hacer un traje a la medida del PLD”, subraya.

“Lo que necesitamos es una Junta imparcial y luego continuar con los otros temas que tienen que ver con la reforma político electoral”, puntualiza este dirigente político del principal partido de oposición.

¿Es necesaria o no la intervención del presidente?

En días pasados la Iniciativa por la Institucionalidad Democrática y los partidos de la oposición solicitaron la intervención urgente del presidente Danilo Medina.

En ese sentido, el ministro administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, dijo ayer que el Ejecutivo no puede entrar en la discusión para que se prolongue el proceso de selección de miembros que integrarán la Junta Central Electoral (JCE), la Cámara de Cuentas (CC) y el Tribunal Superior Electoral (TSE).

“Quiero aprovechar la oportunidad para pedir que se saque al Poder Ejecutivo de esta discusión, ya que sus funciones, de acuerdo con la Constitución de la República, son otras (…) No importa lo que digan sectores del empresario, de la sociedad civil y de los partidos de la oposición, el Gobierno va apostar por la institucionalidad democrática”, recalcó.

Las declaraciones de Orlando Jorge Mera a Metro van en dirección opuesta a lo que plantea el ministro.

“Yo creo que sería saludable la opinión y la intervención del presidente de la República porque él debe ser el más interesado en la gobernabilidad del país”, expresa.

“El PLD tiene una gran responsabilidad por delante porque de lo que se trata no es solo de aplicar una mayoría –que la tiene–; lo importante es que sea un organismo electoral que esté revestido de la legitimidad necesaria. Y para ello tienen que ser personas que tengan credibilidad e imparcialidad”, reitera.

La presidenta de la Cámara de Diputados, Lucía Medina, afirmó este lunes que ese órgano legislativo no tiene ninguna objeción en escuchar las propuestas de las organizaciones de la sociedad civil, sobre postergar la selección de los aspirantes a la Junta Central Electoral (JCE) y las altas cortes.

Ya el bloque opositor que encabezan los Partidos Revolucionario Moderno (PRM), Reformista Social Cristiano (PRSC) y un conjunto de fuerzas aliadas, ultima detalles para presentar en las próximas horas al Senado una propuesta que busca ampliar de 60 a 120 días el plazo para la escogencia de los miembros de la Junta Central Electoral.