Los gobiernos de Taiwán y República Dominicana firmaron hoy un acuerdo por 1,9 millones de pesos para financiar un proyecto de control de plagas en hortalizas.

El convenio 'Gestión de Sanidad de las Hortalizas en Invernaderos y la Inspección de Seguridad de los Productos cultivados en el país', fue firmado por el ministro de Economía, Temístocles Montás; y por el embajador de Taiwán, Valentino Ji-Zen Tang.

Montás explicó que el proyecto está dirigido a contribuir con el establecimiento y fortalecimiento de un mecanismo de gestión de plaguicidas en vegetales, así como a mejorar las instalaciones y los medios de gestión de la sanidad de las hortalizas en invernaderos y la capacidad para inspeccionar la seguridad de los productos.

A su vez, señaló, que para garantizar el éxito del proyecto se aplicarán "técnicas de cultivo e instalaciones de invernaderos adecuados al ambiente dominicano".

Agregó que también se busca mejorar la productividad de los cultivos de invernadero, reducir la tasa de devolución de los contenedores de productos hortícolas exportados a causa de detección de residuos de pesticidas y aumentar el valor de las exportaciones de productos hortícolas.

El presupuesto total para la ejecución del proyecto será de 2,201,652 de dólares, de los que el gobierno taiwanés aportará 1,901,652 dólares y la República Dominicana 300,000 dólares.

El proyecto será ejecutado por Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el Fondo de Cooperación y Desarrollo Internacional.

Por su lado, el embajador Valentino Ji-Zen Tang se congratuló por la estrecha amistad entre los pueblos y gobiernos taiwanés y dominicano por cerca de 70 años y afirmó que el proyecto reviste mucha importancia porque "genera empleos, divisas e incentivará las exportaciones con mayor calidad y en mayor cantidad".

"Mi gobierno se complace en apoyar, en la medida de sus posibilidades, al pueblo dominicano, y espero que este importante proyecto tenga éxito", expresó.

En tanto, el director del IDIAF, Rafael Pérez Duvergé, destacó la importancia del proyecto para incentivar la producción limpia y mejorar la comercialización de los productos agropecuarios en el exterior.