El Plan Nacional de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo (QAC) que el Gobierno de República Dominicana puso en marcha hace tres años ha logrado reducir la tasa de analfabetismo en el país, al pasar de 14 % a 7,5 % durante ese periodo.

Según un informe presentado ante directivos de la Dirección General de Programas Especiales (Digepep) y del Ministerio de Educación, esta reducción del 6,5 por ciento en los índices de analfabetismo es el resultado de la formación que recibieron las 377,641 personas que terminaron el programa.

En este sentido, la cifras facilitadas por la Digepeg apuntan a un alto grado de deserción, ya que la cifra total de personas que se inscribieron en el plan fue de 718,918 personas, lo que implica que el 60 por ciento lo abandonó sin concluirlo.

A pesar de esta tasa de abandono, las cifras demuestran una mejoría en los índices de analfabetismo, puesto que en el año 2013 todas las provincias, a excepción de la de Santo Domingo y el Distrito Nacional, presentaban tasas superiores al 11 por ciento, llegando al 38 por ciento en Pedernales, donde se registraba el índice más elevado.

En la actualidad, la media provincial está en torno al 11 por ciento; la provincia Santo Domingo y el Distrito Nacional siguen teniendo la tasa más baja de analfabetismo con el 4,1 y el 3,4 por ciento respectivamente, y el mayor índice lo presenta Elías Piña, con un 26,3 por ciento, muy por encima de la que le sigue, Barahuco, cuya tasa es del 17,6 por ciento.

La meta del Gobierno dominicano es quedar libre de analfabetismo y, para ello, las próximas acciones a ejecutar será reorganizar las Juntas de Alfabetización Provinciales y Municipales, e integrar a los estudiantes de educación o habilitación docente como alfabetizadores del Plan, reconociendo Créditos Académicos y Puntos para Concursos de Oposición en el Ministerio de Educación.

El documento requiere de las instituciones públicas asegurar la alfabetización de todos los funcionarios y de los empleados de empresas subcontratadas por entidades públicas, estableciendo un plazo de un año (noviembre de 2017) para realizar un censo donde se verifique el cumplimiento de la meta.

Asimismo, establece la necesidad de promover la identificación y registro de población vulnerable, especialmente aquellos beneficiarios de los programas sociales del Gobierno dominicano, y solicita apoyo de los empleadores privados para señalar las necesidades de educación de sus empleados.

El QAC se puso en marcha en 2013 con el objetivo de superar el analfabetismo de las personas jóvenes y adultas en todo el país y se basa en una estrategia de descentralización a través de la integración y participación de todos los sectores de la sociedad, así como de las autoridades locales.