Para Techo, el 37.4 % de la población dominicana que vive en la pobreza no representa solo una cifra; significa una realidad para enfrentar. Es por esto que el próximo viernes 29 y sábado 30 de este mes realizará a nivel nacional la gran colecta 2016.

La organización explica que distribuirá a sus miembros y voluntarios en 74 intersecciones de las ciudades del país. Además de hacer presencia en el Gran Santo Domingo, estarán en las provincias Santiago, Baní, San Cristóbal, San Francisco de Macorís, Puerto Plata, La Vega y Moca.

“Es muy importante recalcar que todos los voluntarios van a estar debidamente uniformados con camisetas y alcancías. Es un miedo que a veces tiene la gente. Van a ser tantos puntos que ¿cómo asegurarse de que realmente sea voluntarios? Todos van a andar debidamente identificados”, aclara Anne Marie Siebert, directora social de Techo República Dominicana.

Para aquellos que quieran donar pero “no tienen dinero en menudo”, la organización ha dispuesto también de verifones para aportar con tarjetas de crédito y débito a esta causa de bien social que forma parte de la campaña “Que la pobreza no sea costumbre”.

“Nuestro objetivo es visibilizar una situación que de entrada ya se ha vuelto invisible; vemos la pobreza, estamos tan acostumbrados a ella que ya no la sabemos reconocer. Es una situación que afecta a mucha gente, incluso cercana a nosotros. En ese sentido, queremos aprovechar este momento para hacer un gran boom de movilización”, dijo Arián Vásquez, gerente general de la citada entidad en una visita a este medio.

Techo también cuenta con “Jompéame.com”, una plataforma digital que también servirá para la recaudación de fondos, de 100 pesos en adelante.

La meta para este año es recaudar 3.5 millones de pesos y movilizar a 3,500 voluntarios. El año pasado la meta era reunir 2.5 millones y excedieron la meta con 3.2 millones de pesos.

La organización plantea invertir estos fondos en más construcciones masivas de vivienda durante el mes de noviembre, realizar levantamiento de información, actividades formativas tanto en universidades como en escuelas de liderazgo y talleres con líderes comunitarios.

Techo, desde que llegó República Dominicana en el año 2008, ha construido 904 viviendas junto a jóvenes voluntarios y familias de las comunidades. También ha movilizado a 17,650 voluntarios y trabaja de manera permanente en nueve comunidades; entre ellas Los Alcarrizos, Boca Chica y las provincias Santiago y Baní.

“Estamos respondiendo a una emergencia”

La directora social de Techo también aseguró que la organización está consciente de que con las viviendas que construye no reduce el déficit habitacional. “Nosotros lo que estamos haciendo es respondiendo a una emergencia. Nosotros siempre aclaramos que estas son viviendas de emergencia que resuelven una situación que ya no puede esperar más. Que la familia ya no tenga piso de tierra, que no se mojen cuando llueve, que no tengan que dormir todos en una misma cama”.

Sobre este año que el Gobierno ha denominado como el “Año de la Vivienda”, dijo que “es una gran oportunidad siempre y cuando ocurran ciertas cosas para que realmente sea un año de la vivienda. Por ejemplo que se aumente el presupuesto anual destinado a este tema. Que el año pasado era el 0.06% del Producto Interno Bruto y ahora solo el 0.03”.