Decenas de personas que prestaron servicio como técnicos durante la jornada electoral del 15 de mayo permanecen apostadas frente a la sede de la Junta Electoral del Distrito Nacional para exigir que se les pague el incentivo que deben percibir por su trabajo.

El abogado Julio Cesar Araujo, que representa a los afectados por el impago, explicó que si hoy no les son remunerados esos incentivos demandarán a la Junta Central Electoral (JCE) que, por su parte, tiene previsto pagar a los técnicos a partir del próximo lunes.

Ninguno de los trabajadores, que realizaron la protesta de forma pacífica, ha recibido hasta ahora el dinero que debían percibir en concepto de incentivo, por lo que llevan dos días solicitando la remuneración correspondiente.