La policía estadounidense advirtió sobre los dulces que recibirán los niños al ir en busca de ellos durante Halloween ya que podrían tratarse de drogas.

Las autoridades señalan que los dulces pueden tener un aspecto muy parecido a las drogas o contenerlas.

El Centro de Envenenamiento de Nebraska durante esta semana lanzó algunos consejos hacia los padres para que puedan identificar fácilmente si las golosinas tienen drogas.

"Comestibles de marihuana se pueden encontrar en muchas formas y tamaños, y se parecen a los dulces tradicionales en sus embalajes", escribió el centro.

Por su parte el Centro de Información de Medicamentos en Arizona lanzó una advertencia similar, aunque señaló: “el número de casos de niños perjudicados por golosinas manipuladas es relativamente pequeño".

De acuerdo con el portal “USA Today”, el Hospital de Niños en Colorado informó que no hubo casos de envenenamientos durante las celebraciones del año pasado.