Un teniente coronel de la Policía Nacional murió anoche de un balazo en el cuello que le propinó un primer teniente de la Fuerza Aérea, cuando una patrulla acudió a un sector de Los Guarícanos, en Santo Domingo Norte, donde había ocurrido un accidente de tránsito.

Un informe preliminar explica que el teniente coronel Ramón de Jesús Figueroa García, falleció cuando era atendido en el Hospital Traumatológico doctor Ney Arias Lora, a causa de un impacto de bala en el cuello, según certificó la médico legista actuante.

El informe consigna que Figueroa García, de 53 años, fue ultimado por el primer teniente de la Fuerza Aérea, Felipe de Jesús Liranzo Liranzo, de 39 años, residente en el sector Las Diez Tareas, de Los Guarícanos, quien escapó de la escena del hecho luego de dispararle al oficial policial.

El hecho se produjo a las 10:30 de la noche en la calle Emma Balaguer, en el sector Roberto Suriel, donde los conductores de un minibús y de un automóvil discutían luego de un accidente de tránsito.

Cuando el teniente coronel Figueroa García se presentó en el lugar y tomó el control de la situación, el teniente de la Fuerza Aérea, llegó en estado de embriaguez y se dirigió al oficial superior en forma irrespetuosa.

Figuera García le preguntó quién era él y le solicitó que se identificara, a lo que el homicida le respondió que era un primer teniente de la Fuerza Aérea, y le entregó su carné militar y su cédula de identidad.

El teniente Liranzo exigió al teniente coronel que le devolviera sus documentos y, en un descuido, sacó una pistola que portaba y le hizo un disparo en el cuello que le causó la muerte.

En el lugar del incidente estaba presente la sargento del Ejército, Mercedes Liranzo Liranzo, de 48 años, hermana del primer teniente de la Fuerza Aérea, quien explicó que su pariente estaba suspendido por otro caso de homicidio en el sector Ponce, de Los Guarícanos.

El cadáver del teniente coronel Figueroa García fue enviado al Instituto Nacional de Patología Forense para los fines médicos legales correspondientes.

En el lugar del hecho la Policía Científica recolectó un proyectil calibre 45, para fines de análisis y comparación. También fueron levantados en el lugar la cartera del teniente coronel Figueroa García, la cédula y el carné del oficial homicida y una cédula a nombre de Ramón Leonardo Capellán Rosario, que también portaba el teniente Liranzo Liranzo.

La policía dijo que activa la localización del homicida para los fines legales correspondientes.

El cadáver del extinto teniente coronel será sepultado mañana en el Cementerio El Caimito de Moca, con los honores policiales correspondientes.