El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), Víctor Terrero, dijo hoy que las brechas de género afectan directamente la salud de la mujer y afirmó que las víctimas de violencia tienen dos veces más probabilidades de contraer esta enfermedad.

"Mientras la prevalencia del VIH es de 0.8 por ciento en la población general, las mujeres víctimas de violencia tienen dos veces más probabilidad de contraer el virus", apuntó el funcionario.

Terrero intervino en el "Foro sobre equidad de género: hacia el logro del aseguramiento y financiamiento equitativo de la salud, con base en los derechos humanos y la perspectiva de género", organizado por el ministerio de Salud y Conavihsida.

El funcionario señaló que el desempleo entre las mujeres que viven con VIH es mayor que el del hombre, debido a la persistencia de la desigualdad que las afecta.

"El desempleo entre las mujeres VIH positivas -puntualizó- es mayor que en los hombres, con una relación de 58.2 por ciento en las mujeres contra 27.6 por ciento en los hombres".

Terrero planteó la necesidad de identificar las brechas de género y analizar la manera en que estas inciden en la condición de la mujer para facilitar la formulación e implementación de políticas públicas.

Explicó que el Plan Estratégico Nacional (PEN) 2015-2018, que guía las acciones de la Respuesta Nacional al VIH en el país, hace énfasis en los aspectos de género, como premisa de las políticas de prevención y atención del VIH.

Terrero resaltó la importancia de Foro sobre equidad de género, y pidió a los técnicos, funcionarios e instituciones participantes proponer recomendaciones técnicas para incidir en la construcción de políticas públicas con equidad de género en salud.

"Estas políticas -añadió- deben estar sustentadas en evidencias sobre la situación de la mujer en la sociedad de hoy"