El autor del atentado de Niza, que mató a 84 personas e hirió a más de 300 con el camión con el que arrolló a una multitud el jueves, había preparado minuciosamente su golpe y tuvo apoyo logístico de varias de las personas que han sido detenidas, según se supo ayer.

Uno de los hombres que se encuentra arrestado recibió del tunecino Mohamed Bouhlel un cuarto de hora antes de que éste cometiera la matanza un mensaje de texto en el que le decía “trae más armas, trae 5 a C”.

El SMS salió del teléfono celular que se encontró en la cabina del camión donde Bouhlel fue abatido después de atropellar a cientos de personas y donde también estaba la pistola del calibre 7.65 que utilizó contra los policías antes de ser alcanzado por los tiros de los agentes, según “BFM TV”.

Una pareja de albaneses fue detenida ayer porque se sospecha que le proporcionaron el arma, aunque no directamente, sino a través de otro de los arrestados, añadió la cadena “iTélé”. Está por ver si unos y otros conocían sus planes criminales.

En total son 6 las personas que están siendo interrogadas bajo arresto por la policía -su ex mujer fue liberada ayer sin cargos- para aclarar el alcance de las complicidades en esta acción, reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).