Theresa May se convertirá en la segunda mujer primera ministra de Gran Bretaña este miércoles, 13 de julio. La ex ministra del Interior del Reino Unido ya ha sido elegida formalmente como el líder conservadora, sucediendo a David Cameron, quien renunció como primer ministro poco después de que Gran Bretaña votara a favor de abandonar la Unión Europea el 23 de junio. La única otra contendiente de May para ser primer ministra fue Andrea Leadsom, la Ministra Junior de Energía y Cambio Climático, quien decidió de manera espectacular salirse de la competencia de la dirección del partido conservador después de admitir que no tenía “el apoyo suficiente”. May, de 59 años,  prometió construir una “mejor Gran Bretaña” y hacer de su salida de la UE un “éxito”.

Nicholas Cull, experto en la política británica en la Universidad del Sur de California, Escuela Annenberg de Comunicación, entrega su visión a Metro.

¿Quién es Theresa May?

- Theresa May es una política británica de alto nivel en el partido conservador. Fue elegida al parlamento en 1997 y escaló posiciones en su partido como parte de la oposición a Tony Blair con una serie de responsabilidades especiales relativas a la política interna y los problemas sociales. En 2010, cuando el gobierno conservador de David Cameron llegó al poder, se convirtió en ministra del interior y llevó a cabo este trabajo exigente, que fue ser ministra de asuntos del interior con mucha responsabilidad de vigilancia y las cuestiones de orden público, por un tiempo inusualmente largo.

¿Por qué se convierte en primera ministra británica?

- Su ascensión a la función de primera ministra es inesperada y surge del inesperado resultado del referéndum Brexit en Europa, la política de lo que causó la renuncia de tanto Cameron y su inmediato rival, Boris Johnson, y la caída en desgracia del aliado de Johnson, Michael Gove, cuyo rechazo por parte de Johnson fue visto como una “puñalada por la espalda.”

¿Ella se merece el puesto?

- Theresa May es una política capaz, con una gran cantidad de experiencia en una de las grandes oficinas del Estado británico. A menudo ha sido un trabajo ingrato, aunque un número de ministros del interior anteriores han pasado a convertirse en primer ministro incluyendo a Herbert Henry Asquith, Winston Churchill y Jim Callaghan.

¿Cuáles son sus activos más fuertes como política?

- Ella tiene la reputación de ser una persona del centro político que a menudo ha hablado de su deseo de unir al país, lo que está en contraste con sus colegas más impulsados ideológicamente.

¿Y sus debilidades?

- Va a ser duro para ella trabajar con un partido profundamente dividido (y país). El agujero evidente en su cartera de experiencia es que ella no ha trabajado en el lado de la política exterior.

¿Cuáles son los primeros pasos que debe hacer después de convertirse en PM?

- Su primera tarea es hacer lo que pueda para unir nuevamente al país y desarrollar una respuesta a la votación Brexit. Es importante que ella hiciera campaña para “permanecer”. Yo, como analista de política exterior, veo tres grandes problemas que requieren de liderazgo siendo estos Brexit y la crisis más amplia de la Unión Europea, la crisis de refugiados (Siria), y la estabilización de la relación con Rusia. La inestabilidad en el Reino Unido no estaba ayudando a avanzar con ninguno de estos asuntos.

¿Cómo afectará su asignación en el Reino Unido?

- Creo que ella tiene una buena oportunidad para restablecer la confianza internacional en el Reino Unido, que es la mitad de la batalla, al menos. Ciertamente su rápido nombramiento es mejor que un interregno prolongado que todos esperábamos la semana pasada.

Barack Obama dijo que la relación entre los EE.UU. y Gran Bretaña podrá avanzar con Theresa May. ¿Será así?

- Las expectativas del presidente tienden a ser profecías autocumplidas. Es algo positivo para May que Obama sea positivo. Es de esperar que otros países y mercados también sigan el ejemplo.

¿Cómo se desarrollará la situación en Gran Bretaña?

- Supongo que ella llamará a una elección con bastante rapidez (aunque esto requerirá un cambio en la ley) y hará de la elección un segundo referéndum sobre Brexit para construir un mandato para una alternativa a lo que muchos ahora ven como una política loca. Eso espero. Nunca pensé que vería a Theresa May como la gran esperanza del Reino Unido, pero ahora lo es.