La reunión de ayer entre la oposición y la sociedad civil no dejó resultados inmediatos. Los 11 partidos que se retiraron del diálogo por las reformas electorales no ven, hasta ahora, condiciones para regresar.
Insisten en que el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), con su amplia mayoría en el Senado, tiene la intención de ratificar a los actuales miembros de la Junta Central Electoral (JCE), suficiente para dejar de forma definitiva la mesa de discusiones sobre el proyecto de ley de partidos y la reforma a la Ley Electoral.

“Sin junta imparcial no hay democracia”, planteó ayer Max Puig, presidente de la organización Alianza por la Democracia (APD). El exministro invirtió la ecuación y planteó entonces: “Si no hay elecciones libres no hay democracia, pero para que haya elecciones libres tiene que haber una junta imparcial”.

Luego de que el lunes el bloque opositor anunciara su retiro del diálogo, citando como gota que derrama el vaso la inscripción de Roberto Rosario como candidato a repetir en el cargo de presidente de la JCE, se iniciaron los aprestos de la sociedad civil para mediar en busca de reanudar las conversaciones.

Ayer se reunieron con los disgustados los directivos del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), la Fundación Justicia y Transparencia (Finjus) y otras entidades, agrupadas en la Iniciativa por la Institucionalidad Democrática.  En ese escenario, el vicepresidente ejecutivo Finjus, Servio Tulio Castaños Guzmán, sugirió apelar a la figura del presidente Danilo Medina, por entender que reúne el liderazgo y la responsabilidad para revertir el curso que lleva el actual debate político.

“Parece que en esta ocasión Monseñor Agripino Núñez va a tener que hablar con el presdiente de la República, porque fue el presidente de la República que le pidió a monseñor que se creara ese espacio”.

Los representantes de la Iniciativa también solicitaron al Senado extender el plazo de entrevistas y evaluación de los aspirantes a miembros del organismo rector de las elecciones en el país, que vencía hoy.

Su retiro no detiene el proceso

Pero ese retiro del diálogo de parte de la oposición no evitará que el Senado escoja los nuevos miembros JCE, advirtió ayer el vocero del Bloque de Senadores del oficialista PLD, Rubén Darío Cruz (Rubén Toyota).

El senador de Hato Mayor también descarta que el retiro de su colega del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Santiago Zorrilla, de la comisión que estudia los perfiles de los aspirantes, afecte los trabajos que el equipo realiza.

“Nosotros estamos dando cumplimiento por un lado a un mandato de la Constitución y por otro lado al reglamento interno del Senado, que incluso tiene fecha fatal, los 60 días (de iniciada la presente legislatura) no es un asunto antojadizo”, acotó Cruz