El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró ayer que no existen pruebas claras para afirmar que la matanza ocurrida el domingo en un club gay de Orlando, donde 49 personas fueron asesinadas, estuviera “dirigida” por extremistas ni que formara parte de un plan terrorista de mayor escala.

Obama hizo su declaración tras reunirse con su equipo de seguridad nacional en la Casa Blanca para conocer los últimos avances en la investigación de la matanza de Orlando.

En su comparecencia, el mandatario señaló que Omar Mateen “se inspiró” en “material extremista” que halló en Internet. El grupo terrorista Estado Islámico aseguró este lunes a través de su emisora Al Bayan que Omar Mateen era “uno de los soldados del califato en América”, si bien las declaraciones de Obama descartarían que existiera vínculo.

Obama afirmó que las investigaciones aún no han determinado cuáles fueron los móviles del presunto autor de la matanza, pero ha añadido que según los datos recabados se trata de un caso de “terrorismo doméstico”.

“Aunque luchemos contra el Estado Islámico (EI) y otras organizaciones extremistas en el extranjero, e interrumpamos complots (terroristas), uno de los mayores retos que vamos a tener es esta propaganda que llega a individuos que terminan motivados para entrar en acción”, consideró.

En este sentido, Obama mostró su preocupación por el problema añadido de que estas personas radicalizadas tengan “un acceso fácil” a “armas muy poderosas”, como las empleadas por el autor de la matanza. “Pensamos que es terrorismo e ignoramos el problema que tenemos con las armas. Tenemos que ir tras las organizaciones terroristas y extremistas, pero también tenemos que asegurarnos de que a esta gente no le resulta fácil obtener este tipo de armas”, aseveró.

El gobernante indicó en este sentido, que Mateen, de 29 años, obtuvo las armas de manera legal, ya que no tenía ningún tipo de historial delictivo.

Omar Mateen planeó atentar en Disney World

Por otra parte, la revista People difundió que Omar Mateen visitó el parque temático Disney World de Orlando en abril, para estudiar las posibilidades de perpetrar ahí un atentado.

Al parecer, la exmujer de Mateen, Noor Zahi Salman, reveló durante un interrogatorio con el FBI que su exmarido “exploró” también el centro comercial Downtown Disney y el propio club gay donde finalmente cometió la masacre, Pulse.

Los cuatro grandes parques temáticos de Disney en Florida --Magic Kingdom, Hollywood Studios, Animal Kingdom y Epcot-- cuentan con arcos detectores de metales o registro de equipajes y mochilas desde 2015, pero Disney Springs no tiene estas medidas de seguridad.

People informó además de que Mateen publicó el mismo domingo, poco antes de la matanza, un mensaje en la red social Facebook en el que jura fidelidad al líder del Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi: “Que Alá me acepte”.