En China hay gran conmoción en las redes sociales. En un centro comercial en la provincia de Jingzhou una mujer cayó por un hueco que se abrió cuando subía por las escaleras mecánicas. Su último acto: salvar la vida de su hijo de dos años. 

Las imágenes muestran a la mujer, de cerca de 30 años, subiendo en la escalera y al llegar arriba -donde se encontraban unas demostradoras- el suelo se hunde a sus pies. La mujer cae por el hueco que dejó la escotilla de mantenimiento, la cual podría haber estado mal colocada. 

Las imágenes dadas a conocer a través de redes sociales en China, por el sitio Weibo, provocaron una serie de comentarios a manera de homenaje a la mujer, quien ha sido descrita como un "Ejemplo supremo del instinto materno". 

Aquí las imágenes. Podrían resultar perturbadoras, por lo que se recomienda discreción.