El Tribunal de Atención Permanente del Distrito Nacional impuso arresto domiciliario, el uso de grillete electrónico, impedimento de salida y el pago de 40 millones de pesos, como medida de coerción, contra el empresario venezolano Omar José Farías Luces, por su supuesta implicación en el caso del quebrado Banco Peravia.

El juez Alejandro Vargas dictó la medida contra imputado, acusado de complicidad de violación a la Ley Monetaria y Financiera, y coautor en lavado de activos, y para quien la Fiscalía pedía un año de prisión preventiva.

El imputado fue apresado el pasado jueves cuando se disponía a salir del país en un avión privado a través del Aeropuerto Internacional de Punta Cana.

Desde su detención, mediante una orden de arresto emitida por la jueza Solange Raquel Vásquez de la Unidad de Atención Permanente del Distrito Nacional, el imputado había estado recluido en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.