El viernes pasado el gobierno mexicano anunció la tercera captura del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Sin embargo, el delincuente ya tiene un relevo: la persona más buscada por la Administración para el Control de Drogas estadounidense, (la DEA por sus siglas en inglés), es ahora una mujer colombiana.

María Teresa Osorio de la Serna es acusada de lavado de dinero y traficar cocaína, de acuerdo con su ficha de información.

Sin embargo, los datos que maneja la administración son inconsistentes: la ficha sobre ella en la división internacional de la DEA señala que se su último domicilio se ubicaba en Colombia.

Mientras que la ficha de la oficina de Nueva Jersey del mismo organismo la ubica en Miami, Estados Unidos.

En todo caso, esta es la única información que se conoce de Ososrio, quien ahora es la prioridad número uno para los agentes antinarcóticos estadounidenses