Equipos de salvamento de Colombia y Ecuador lograron ayer rescatar con vida a un hombre que se encontraba atrapado bajo los escombros del hotel El Gato, en la ciudad de Portoviejo, una de las más afectadas por el terremoto que el sábado golpeó a la costa norte ecuatoriana.

Pablo Rafael Córdoba Cañizares, administrador del hotel, permanecía sepultado entre cascotes, ladrillos y cemento desde la noche del sábado, pero sus esperanzas tuvieron como recompensa el rescate.

Con la colaboración de un familiar, gracias a una llamada telefónica, Córdoba Cañizares pudo al fin ser localizado, según explicó el capitán Carlos Cevallos, de la Unidad de Rescate de la Comisión de Tránsito de Ecuador, en declaraciones distribuidas por la Secretaría Nacional de Comunicación.

“Antes habíamos rescatado siete cadáveres, pero nunca perdimos las esperanzas de encontrar a alguien con vida”, comentó Cevallos, quien explicó que una vez comprobada la presencia del herido entre las ruinas, se estableció un plan de acción para acceder al lugar en el que se hallaba.

Para ello, se determinaron tres frentes de entrada. “Ingresamos por los tres, hasta que lo pudimos localizar” y liberar por medio del empleo de equipos especializados, indicó. El sargento Édison Morales, de los bomberos de Bogotá, expresó su satisfacción con el resultado del operativo de rescate.

“Estamos felices, ese es el mejor pago que nosotros tenemos al venir a colaborar a una comunidad hermana”, dijo el bombero, y es que el lema de su equipo es uno solo: salvar vidas, dijo entre ovaciones y gritos de “Gracias, Colombia”, de personas que se encontraban en el lugar.

El terremoto, que ocurrió la noche del sábado con epicentro en la localidad de Pedernales, tuvo una magnitud de 7,8 grados en la escala de Richter.

Balance de muertos

Al menos 480 muertos, 2,560 heridos y unos 1,700 desaparecidos deja por ahora el potente sismo que el sábado sacudió la costa ecuatoriana, según el último balance ofrecido ayer por Diego Fuentes, viceministro del Interior.

“Hasta el momento hay 480 personas que están fallecidas y aproximadamente 2,560 personas que están heridas”, aseguró a periodistas.

El sismo, considerado el peor en Ecuador en 40 años, devastó de sur a norte la costa del país.