La muerte de dos presos haitianos y uno dominicano que cumplían condena en cárcel de Higüey, ha llevado a las autoridades del Ministerio Público y de Salud Pública a trasladar a 80 reclusos desde ese penal al Centro de Rehabilitación de Anamuya, tras examinar si los internos padecen tuberculosis.

Con éstos, ya son 280 los traslados efectuados en los últimos cuatro días y, en este momento, solo quedan 42 reos en el penal, tras la evaluación por parte de las autoridades sanitarias a los presos para prevenir que continúe el brote de tuberculosis.

El director del Nuevo Modelo Penitenciario, Ismael Paniagua, tras visitar el penal, hizo responsable del hacinamiento de ese centro a los jueces de la provincia Altagracia, y señaló que 200 reos tenían solicitud de fianza y otros estaban a la espera de la resolución que autorizaba su traslado al centro de Anamuya.

Según explicó, los presos no son trasladados a ese centro de rehabilitación a pesar de que allí tienen espacio, y los internos reciben "desayuno, comida, merienda, y cena, así como su higiene personal, para así evitar propagación de enfermedades".

"En el día de hoy venimos para que sean evaluados los (presos) que se van a enviar, de los cuales 80 ya fueron seleccionados para su traslado" indicó.

Paniagua informó de que en el Centro de Anamuya ya están los 200 reos trasladados desde la cárcel municipal, con lo que en las instalaciones ya hay 980 presos, mientras continúan evaluado a los 42 que están pendientes de traslado.