Representantes de unas 60 organizaciones comunitarias y de juntas de vecinos del sur de Santiago pidieron al Congreso Nacional aprobar una resolución que impida entregar al escritor peruano Mario Vargas Llosa el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, que otorga el Ministerio de Cultura.

El vicepresidente y portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias, el abogado José Alberto Peña, declaró que la distinción que le otorga el Ministerio de Cultura “a un probado enemigo de la República Dominicana, ofende la dignidad de los dominicanos y dominicanas”. Incluso, señaló, puede tener repercusiones negativas en el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de cara a las elecciones de mayo próximo.

Peña recordó que en 2013, Vargas Llosa escribió un artículo en el diario El País de España, en el que comparó a República Dominicana con la Alemania nazi, después de que Tribunal Constitucional (TC) emitiera la sentencia que niega la nacionalidad dominicana a las personas nacidas en el país, descendientes de extranjeros irregulares.

Además, afirmó que Vargas Llosa y su hijo Gonzalo fueron declarados personas no gratas en la República Dominicana, “por las calumnias, las mentiras, las infamias que siempre han esgrimido en contra de los dominicanos y dominicanas”.

“No entendemos cómo el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, le otorga un premio tan importante a un señor que fue capaz de aprovechar importantes medios de comunicación extranjeros para calumniar y decir mentiras del gobierno dominicano y, peor aún, difamar al pueblo, a los dominicanos y dominicanas”.

De acuerdo con Peña, Rodríguez debería renunciar “antes de que la presión popular obligue al presidente a destituirlo”.

“Es increíble, pero cierto, que República Dominicana premia a un peligroso enemigo nuestro, si seguimos así nunca no van a respetar”, enfatizó Peña.

Tras darse a conocer este martes el veredicto del jurado sobre el premio, políticos e intelectuales han cuestionado esta decisión debido a la postura de Vargas Llosa en contra de la sentencia 68-13 emitida en 2013 por el Tribunal Constitucional (TC) dominicano y que afectaba a los descendientes de haitianos indocumentados.

El mismo Vargas Llosa destacó ayer el hecho de que se le haya otorgado el galardón pese a sus críticas a esta sentencia. “Que, pese a ese antecedente, se me conceda este premio habla muy bien del espíritu democrático, tolerante y abierto que por fortuna parece prevalecer en el país”, escribió el autor de La Fiesta del chivo en una carta enviada al jurado.

En ese sentido, el movimiento Polo Soberano, que impulsa la Fuerza Nacional Progresista (FNP), anunció que realizará movilizaciones en rechazo al premio. El Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña es una iniciativa de la actual gestión del Ministerio de Cultura, instituido por el Gobierno mediante decreto presidencial, para honrar la memoria del humanista dominicano del mismo nombre.

El galardón ha sido otorgado al escritor y humanista puertorriqueño Luis Rafael Sánchez (2013), al poeta nicaragüense Ernesto Cardenal (2014) y al periodista y escritor Eduardo Galeano (2015).

Premio perdería su prestigio

El ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, opinó sobre la polémica y dijo que fue una decisión adoptada por un jurado que se ha “limitado a respetar” y que comprende las reacciones desatadas.
En un comunicado, el ministro indicó que desde el Ministerio se entienden y se respetan tales reacciones y que el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña, “tiene el soporte del Estado dominicano”, pero el otorgamiento “lo hace un jurado de expertos que es designado para tales fines”.

Esta vez, añadió Rodríguez, el jurado seleccionador estuvo integrado por expertos que imparten docencia en universidades de Estados Unidos, Canadá, México, Europa y República Dominicana.

“En este caso, al igual que en los anteriores, ni el Ministerio de Cultura ni el ministro, en particular, han objetado la decisión del jurado designado, por entender que el premio se desnaturalizaría y perdería el respeto y apoyo ente los escritores”, expresó.

Indicó que tras enterarse de la decisión mayoritaria del jurado, estaba en el deber de acatarla, y más si se toma en cuenta que el seleccionado “es un meritorio escritor, ganador de los principales premios literarios del mundo, incluido el Premio Nobel de Literatura”.