Un grave incidente ferroviario ocurrió ayer en la estación de Hoboken, entre Nueva Jersey y Nueva York. El choque provocó que al menos un vagón de uno de los trenes descarrillara ocasionando la muerte de tres personas y más de un centenar de heridos.

El tren no logró detenerse al ingresar a la estación y terminó chocando contra la plataforma, dejando a su paso un escenario de destrucción y con escenas de pánico entre los pasajeros.

Un empleado del sistema de tránsito de Nueva Jersey, Michael Larson, dijo a la prensa que el tren chocó con un bloque de concreto a la entrada de la estación.

La fuerza del impacto hizo que el tren despegara del piso e impactara con el techo de la terminal, provocando enormes destrozos en las instalaciones.

Por su parte, Jennifer Nelson, portavoz de la Autoridad de Transportes dijo: “Tenemos más de 100 heridos” y “múltiples heridos graves”.

Las redes de televisión NBC y CBS reportaron por los menos tres casos fatales entre los heridos, aunque ese saldo aún no fue confirmado por fuentes oficiales.

De acuerdo con Nelson, el tren transportaba unos 250 pasajeros cuando ocurrió el accidente, alrededor de las 9 de la mañana local (13 GMT).