Barack Obama, ofreció el martes por la noche un resonante apoyo a la virtual candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, el mismo día en que el FBI recomendó que no se presente una acusación en contra de la ex secretaria de Estado por el escándalo del presunto uso indebido de su correo electrónico.

“Estoy aquí hoy porque creo en Hillary Clinton y quiero que ustedes ayuden a que sea elegida la próxima presidenta de los Estados Unidos de América”, señaló Obama durante un mitin en Charlotte, Carolina del Norte.

Clinton tuvo que esperar meses hasta conseguir el apoyo de Obama en el marco de unas duras primarias contra su contrincante demócrata, Bernie Sanders, y espera poder capitalizar la popularidad del primer presidente afroamericano de Estados Unidos.

Al presentar a Obama, Clinton, en referencia a la batalla por la candidatura que los enfrentó en 2008, dijo: “Él sabe una o dos cosas sobre cómo ganar elecciones (...) Y también sabe que a pesar de todos los progresos que hemos hecho bajo su liderazgo... aún tenemos trabajo por hacer”.

Caso e-mails

Según informó el director del FBI, no hay indicios de que cuando ejercía como secretaria de Estado ede EE.UU.  (2009-2013), Clinton o sus ayudantes hubiesen intentado violar leyes sobre el manejo de información confidencial, aunque “sí hay indicios de que eran extremadamente imprudentes”.  

Por su parte, el republicano Donald Trump criticó duramente a Clinton tras las declaraciones del FBI y denunció que el sistema está “manipulado”.

“Ahora está comprobado que mintió”, dijo Trump ante seguidores el martes por la noche en Raleigh. “No puede ser la responsable de nuestra seguridad”, opinó. “Envió y recibió regularmente material confidencial (a través de su cuenta privada de correo electrónico). Puso a todo el país en peligro”, añadió Trump. “Puso en juego la vida de los estadounidenses”. “El sistema está manipulado, amigos”, denunció Trump en el acto, horas después del de Clinton y Obama en Charlotte.