El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, demandó al registro de votantes del condado de Clark, en Nevada, por un local de votación en Las Vegas que recibió permiso a fines de la semana pasada para seguir abierto y admitir a la gente que hacía fila para emitir su sufragio.

Luego, en una entrevista con la cadena Fox, señaló reportes de problemas con algunas máquinas de votación en EEUU. Advirtió que las cabinas cambian votos del Partido Republicano al Partido Demócrata.

Afirmó que en varios sitios hay reportes de máquinas de voto electrónico que no logran registrar los sufragios para los republicanos y en cambio sí aceptan la opción demócrata. Hizo esta denuncia ante un reportero de Fox News y volvió a expresar dudas sobre si aceptaría el resultado de los comicios si pierde.

“Veremos cómo se desarrollan las cosas hoy. Esperamos que jueguen bien y no tengamos que preocuparnos por ello. Quiero ver que todo se haga de forma honesta”, declaró Donald Trump.

Trump y su rival demócrata, Hillary Clinton, están inmersos en una estrecha contienda para ganar Nevada en las elecciones de este martes, tras una larga y controvertida campaña. Nevada es uno de los muchos estados que permiten la votación anticipada, y Las Vegas es considerada una base de apoyo para Clinton.

La ley estatal de Nevada dice que los votantes que están en la fila a las 20:00, cuando cierran las urnas, deben tener permiso para depositar su voto.

La demanda, presentada en una corte estatal de Nevada, alega que los funcionarios electorales violaron la ley estatal al permitir que la gente se sumara a la fila después de las 20:00 en un centro de votación en un mercado latino. No se pudo contactar de inmediato con representantes del condado de Clark ni de la campaña de Clinton para comentar la situación.

En la demanda, Trump pidió que los votos de ese local se mantengan separados del resto de sufragios, pendientes de cualquier posible futuro reto legal que puedan tener los resultados del estado.