El aspirante a la candidatura republicana a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, se ha quejado hoy en un mitin en Los Ángeles de que, a su juicio, hay inmigrantes indocumentados en su país a quienes se trata "mejor que a los veteranos".

"Tenemos inmigrantes ilegales a quienes se trata mucho mejor que a nuestros veteranos. Eso se va a acabar", espetó Trump a una multitud formada mayoritariamente por veteranos de guerra en un mitin a bordo de un acorazado estadounidense de la Segunda Guerra Mundial anclado en el puerto angelino.

En ese imponente escenario, en la cubierta del acorazado y con tres grandes cañones apuntando al cielo detrás suyo, el magnate inmobiliario centró su discurso en la defensa de los veteranos y en sus recurrentes ataques a la inmigración ilegal.

"Vamos a crear un sistema completamente nuevo (en referencia al sistema de asistencia sanitaria para los veteranos, objeto de múltiples quejas en los últimos meses), vamos a abandonar el que hay ahora. Y si (los funcionarios) no hacen su trabajo, los veteranos irán a doctores y hospitales privados", se dirigió Trump a la audiencia.

"Vamos a reembolsar a esos doctores y a esos hospitales, y vais a recibir la mejor atención médica de todos los veteranos en cualquier país porque os lo merecéis", aseguró.

El mitin a bordo del USS Iowa, que fue donado a la ciudad de Los Ángeles hace tres años y desde entonces se ha convertido en un museo flotante anclado en el puerto, fue organizado por la asociación "Veterans for a Strong America", y a él acudieron unos 1.000 asistentes.

Como ya sucedió ayer en Dallas (Texas), su intervención fue precedida de las protestas de un grupo de manifestantes, en su mayoría latinos, que en este caso gritaron consignas contra el magnate concentrados en el puerto frente al acorazado.

Trump participará mañana en el segundo debate de las primarias del Partido Republicano para elegir candidato para las elecciones presidenciales de 2016, que se celebrará en Simi Valley (California) y será retransmitido por CNN.