Este viernes, Turquía informó que llevó acabo ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria.

El ataque fue en la madrugada, hora local. Cuatro bombas se detonaron sobre un par de instalaciones del ISIS y un punto de reunión.

Autoridades turcas también informaron que más de 100 sospechosos del ISIS fueron detenidos durante incursiones policiales contra el grupo terrorista y sitios de militantes kurdos en más territorio del país

Las operaciones se produjeron poco después de que funcionarios de defensa estadounidenses dijeron que Ankara, capital de Turquía, permitía que aviones estadounidense lanzaran ataques aéreos contra el Estados Islámico desde su base aérea de Incirlik, ubicada cerca de la frontera con Siria.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, el jueves por la noche declaró que los ataque se podrían repetir y ampliar gradualmente, según las necesidades de seguridad de su país, informó la cadena de televisión “Al Jazeera”.