Para el 2016, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) solicitó al Estado dominicano una asignación presupuestaria ascendente a RD$10,889,619,763.00, monto con el que busca terminar la construcción de algunas edificaciones y financiar sus operaciones para satisfacer las necesidades de los casi 200 mil estudiantes que tiene distribuidos entre su sede central y los centros regionales con que cuenta en distintas provincias del país.

Sin embargo, desde la Dirección General de Presupuesto del Ministerio de Hacienda se ha notificado que para el año 2016 la academia tiene asignado el mismo monto que recibió el año pasado, a pesar de estimase que para esa fecha la UASD recibirá 56 mil nuevos estudiantes.

“Un presupuesto tan limitado, con relación a los déficits acumulados en la academia durante tantos años en todos los órdenes,  constituye una amenaza muy peligrosa a la estabilidad y el sosiego necesarios para su desenvolvimiento, con el grave componente de la disminución en la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje”, afirma el rector de la UASD, Iván Grullón, quien ha manifestado su desacuerdo con la asignación presupuestaria dispuesta para la universidad estatal para el 2016.
Grullón expresa que debido al bajo presupuesto que se destinará a la universidad,  no se podrán asignar las partidas correspondientes para mejorar las condiciones de la infraestructura  de los laboratorios que utilizan los estudiantes para sus prácticas  y tampoco podrán ser equipados.

UASD necesita 5% del Presupuesto Nacional
Precisa que no podrán remozar las aulas, ni actualizar el material didáctico que requieren los maestros para impartir docencia, así como los planes de estudio, que deben estar en una constante revisión y actualización. 

“La falta de un presupuesto adecuado impide la ampliación y construcción de nuevas edificaciones, además, de la inversión para la actualización del personal docente”, enfatiza el rector.
Explica que el bajo presupuesto que recibe la UASD, asignado de espaldas a las leyes nacionales que le otorgan el 5% del Presupuesto Nacional, ha sido el principal obstáculo para enfrentar con éxito la demanda de los estudiantes, quienes son los más afectados.

Puntualiza que para “paliar la situación”, la universidad recurre a contratar a los profesores por hora y no a tiempo completo, como se necesitaría para poder dar respuesta a la numerosa matrícula que posee, pero también a la lucha, y ha iniciado una campaña denominada “Lo justo para la UASD”, con la que busca llamar la atención de las autoridades y lograr la asignación del presupuesto que le corresponde.

Junto a profesores y empleados, las autoridades de  la UASD han precisado que la asignación del presupuesto apropiado será el móvil de su lucha hasta lograrlo. 

Para esto, además de realizar paros escalonados como los realizados la semana pasada, han visitado a varios legisladores en busca de apoyo al momento de la aprobación de la Ley General de Presupuesto del 2016, aunque ya fue aprobado por los senadores, sin modificaciones.

Sin embargo, y a pesar de todo, el rector es optimista y tiene planificado en qué invertirá el 5% del Presupuesto Nacional, en caso de que le sea asignado tal y como lo establece la ley 5778, que dota de autonomía a la universidad, así como la 139-01 de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, del 13 de agosto del 2001.

De acuerdo con Grullón, de conseguir la asignación del 5% para la academia, cada peso será invertido en la mejora de la calidad de la educación que ofrece a los estudiantes que día tras día acuden a buscar en sus aulas el “pan de la enseñanza”.

Para lograrlo, invertirá en la construcción de los edificios del Sub Centro UASD-Neiba, la ampliación del edificio de aulas Julio Ravelo de la Fuente y terminará los edificios Rogelio Lamarche Soto, Juan Isidro Jiménez, Máximo Avilés Blonda y Eugenio María de Hostos, desde hace años en construcción.
También se construirá el edificio que alojará las oficinas de Postgrado y se procederá con el equipamiento de los laboratorios de alta tecnología, así como los talleres destinados a la realización de prácticas profesionales.

El rector explica que una parte de la inversión se dedicará a la instalación del Sistema Fotovoltaico 170  KWP (proyecto techo de luz), en la sede central, y en la compra de equipos de la plataforma tecnológica que utiliza la universidad, la cual sería ampliada a todos los niveles, con el propósito de mantener la sede central de la universidad conectada con sus distintos recintos, centros y subcentros. 

Una parte se destinará a la renovación del parque vehicular universitario y al equipamiento industrial de los laboratorios de las carreras que lo ameriten. Se equiparían las aulas con recursos audiovisuales y tendrían instalación de aire acondicionado.

De conseguir el presupuesto reclamado, la UASD invertirá en un aumento salarial de los profesores vigentes, además de contratar otros mil, a quienes les reducirá la carga académica de 40 a 30 créditos y abrirá más secciones. 

Tras afirmar que una parte del presupuesto iría destinado a la investigación, Grullón asegura que la UASD está lista para recibir y manejar adecuadamente la asignación que por ley le corresponde. Sin embargo, la insistente negativa de entregarle a esa academia el presupuesto adecuado no le ha dado esa oportunidad.

 “Muy pocos profesores son de dedicación exclusiva o a tiempo completo en la universidad, fundamentalmente por la carencia de un ambiente apropiado para impartir docencia”, precisa el rector tras declarar que cada maestro tiene un promedio de 61 estudiantes en cada sección de clase, y hay que acotar que la mayoría tiene al menos 10.

¿Por qué el Estado debe asignar el 5% de presupuesto a la UASD?
Ante la interrogante, el rector dice que se debe entregar el 5% del Presupuesto Nacional a la UASD porque lo ordenan las leyes dominicanas.
 

Grullón, cita el artículo 63 de la Constitución de la República que establece que “Toda persona tiene derecho a una educación integral, de calidad, permanente, en igualdad de condiciones y oportunidades, sin más limitaciones que las derivadas de sus aptitudes, vocación y aspiraciones”.

Agrega que se debe garantizar la educación pública. Dice que la  Constitución también específica que la educación superior en el sistema público será financiada por el Estado, garantizando una distribución de los recursos, proporcional a la oferta educativa de las regiones, de conformidad con lo que establezca la ley.

Sostiene que a través de la asignación del presupuesto a la universidad se puede conciliar la Ley de Educación Superior  139-01 con el Artículo 1 de la Ley 5778 que afirma: “El Estado dedicará anualmente para el financiamiento de la Universidad Autónoma de Santo Domingo un subsidio que no será inferior al cinco por ciento del Presupuesto Nacional”.

Pero no se limita a citar la ley. Grullón manifiesta que la UASD merece un presupuesto justo porque es la universidad del pueblo, donde han venido y vienen a formarse todos aquellos jóvenes que no pueden asistir a ninguna otra institución, debido a su bajo nivel de ingresos. 

“Grandes personalidades de esta sociedad pudieron finalizar una carrera y hoy son profesionales exitosos, solo porque existe  la UASD”, expresa.

Señala que la universidad estatal es la institución líder en la educación superior pública en el país, al tiempo de manifestar que es la única institución en República Dominicana con licenciaturas e Ingenierías en Biología, Química, Matemáticas, Estadística, Sociología, Filosofía, Historia, Geografía y Cine.

“La UASD necesita dar mantenimiento adecuado a 20 nuevos y modernos laboratorios en Ciencias Básicas para formar profesionales  altamente capacitados”, resalta, antes de revelar que el presupuesto manejado por la universidad solo le permite invertir RD$39,171 en cada estudiante, cada año.

Valora que la UASD es la única institución de educación superior, autónoma, publica, descentralizada y abierta a todas las corrientes del pensamiento.  

“Por su historial democrático, la universidad brinda todas las oportunidades a la juventud dominicana de formarse y obtener un título académico para mejorar su calidad de vida y  servir  a la sociedad”, agrega.

Privatizar la UASD no es una opción 
Aún vista la gran necesidad de conseguir fondos que tiene la UASD, debido a su bajo presupuesto, el rector rechaza la idea de privatización de la universidad de manera tajante.

Afirma que privatizar la UASD, como hace tiempo vienen planteando algunos sectores, incluidas personas que hacen vida en la Primada de América, entra en contradicción con la Constitución.
Para Grullón recaudar los recursos necesarios para lograr el funcionamiento óptimo no está dentro de las posibilidades de la universidad, la cual ve obstaculizada su operación por la falta de un presupuesto adecuado.

Indica que de ser privatizada, la UASD faltaría a su misión de satisfacer el costo social en el área de educación que es responsabilidad del Estado dominicano. 

“La UASD debe siempre priorizar el modelo crítico, investigador y constructivista, que no tiene mucho asidero en el sector privado por ser un modelo por competencias, el único enfoque de las universidades privadas”, dice.

Asegura que no ve la privatización como un paso negativo pero enfatiza que la UASD debe priorizar la investigación y la extensión para resolver los problemas sociales del país.
Tenemos la firme convicción de que la UASD, como una conquista del pueblo y del Movimiento Renovador,  no hay forma que pueda ser privatizada, aunque algunos enemigos gratuitos piensen en esa quimera. 

“La universidad seguirá siendo un patrimonio de la República Dominicana”, concluye Grullón, aunque reitera que se necesita lo justo para la UASD, refiriéndose al presupuesto que le otorga la ley y que espera este año le sea otorgado.