La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) publicó este lunes un informe que establece que el 29% de las mujeres no tiene ingresos propios (12,5% de los hombres) y 26% percibe un salario inferior al mínimo (18,3% de los hombres).

También señaló que solo un 7% de las mujeres latinoamericanas recibe ingresos iguales o superiores a cuatro salarios mínimos, porcentaje que se eleva a 16% en el caso de los hombres.

El organismo regional de las Naciones Unidas lanzó el documento Autonomía de las mujeres e igualdad en la agenda de desarrollo sostenible, que será discutido por autoridades, funcionarios internacionales y representantes de la sociedad civil presentes en la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe que se inaugura mañana en Montevideo, Uruguay.

El informe, además, indica que 78,1% de las mujeres que están ocupadas se desempeñan en los tres sectores definidos como de baja productividad (agricultura, comercio y servicios sociales, comunales y personales), lo que implica peores remuneraciones, menor cobertura de la seguridad social y menor contacto con las tecnologías y la innovación.

Esto a pesar de que se redujo la brecha salarial en 12,1 puntos porcentuales entre 1990 y 2014, las mujeres reciben en promedio solo el 83,9% de lo que reciben los hombres. La mayor diferencia se presenta en la población de mayor nivel educativo, subraya el documento.

Asimismo, muestra que  las mujeres realizan entre el 71% y el 86% del trabajo no remunerado total que demandan los hogares, dependiendo del país. Más aún, la mitad de las mujeres en cuyo hogar hay niños o niñas menores de 7 años se encuentra fuera del mercado laboral.

 “Los nuevos retos que enfrenta América Latina y el Caribe demandan políticas públicas innovadoras y efectivas que sostengan y sean sostenidas por una arquitectura para la igualdad de género basada en instituciones sólidas y articuladas, así como en procesos de transversalización y participación claros”, planteó Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL. “Sin igualdad de género el desarrollo sostenible no es desarrollo ni es sostenible”, enfatizó.

Por otra parte, si en 2002 por cada 100 hombres viviendo en hogares pobres había 107 mujeres, en 2014 esa cifra aumentó a 118 mujeres. Paradójicamente, en el mismo período, la pobreza en la región cayó del 43,9% al 28,2%.

Con respecto a la tercera autonomía, el organismo regional resalta que la presencia de mujeres no supera el 30% en los espacios de toma de decisiones en los poderes del Estado: órganos legislativos (29,9%), cortes supremas (29,1%), concejalías (27,3%), gabinetes ministeriales (23,9%) y alcaldías (12,3%). En este sentido, se propone la paridad como criterio ordenador de la democracia.

En el documento se propone considerar instrumentos del mercado de trabajo, como el salario mínimo y la reducción de la jornada laboral para hombres y mujeres, de manera de hacer efectiva en términos de tiempo la corresponsabilidad del cuidado, así como analizar los efectos que tendría la aplicación de una renta básica universal o ingreso ciudadano sobre la igualdad de género.

La XIII Conferencia Regional sobre la Mujer, que se llevará a cabo hasta el viernes 28 de octubre en Montevideo, es organizada por la CEPAL y el Gobierno de Uruguay, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de las Mujeres. Contempla una serie de paneles temáticos, mesas redondas y eventos paralelos.

Se espera la presencia de ministras de la Mujer y de otras altas autoridades de países como Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, entre otros.