El pasado martes el Pentágono confirmó que había perdido un “drone” de 21 millones de dólares en un desierto iraquí.

Posteriormente, circularon en las redes sociales imágenes en las que se mostraba a un iraquí posando para un "selfie" frente al avión no tripulado.

Según las autoridades, el avión no tripulado era un MC-1T águila gris que se estrelló el 16 de julio cerca de de Samawah, provincia de Muthana ubicada a al suroeste de Irak.

El “drone” regresaba de una misión de vigilancia cuando tuvo complicaciones técnicas que ocasionaron la perdida de comunicación.

El avión fue encontrado por un pastor, quien informó momentos después a la Policía, según el general Yahya Al-Zubaidi, portavoz del Comando Conjunto de Operaciones, informó “NBC News”.