Un elefante utilizado como atracción turística en Tailandia mató a su guía y huyó a la jungla con las tres personas que viajaban sobre su lomo.

Los turistas chinos, una pareja y su hijo, fueron rescatados poco después, cuando otros cuidadores se acercaron al gran animal.

Thawatchau Thepboon, coronel de la policía del distrito de Maewang, declaró que el elefante atacó al mahout (guardia) porque no estaba familiarizado con él.

Las autoridades informaron que el incidente tuvo lugar a las 9:30 horas, tiempo local y que los turistas no habían sufrido ningún daños.

Los paseos en elefante son una actividad turística muy popular en Tailandia. Sin embargo, grupos de protección animal creen que es cruel y estresante, informó el periódico británico "Mirror".