Un hombre, identificado como Félix Morillo, irrumpió hoy, jueves, en una misa que se celebraba con motivo del Día del Poder Judicial y gritó: "hay hambre de justicia".

En la misma, celebrada en la Iglesia Nuestra Señora de la Paz, se encontraban, entre otros, el presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), Mariano Germán; el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito.

El hombre, quien dijo ser miembro del Movimiento Cristiano de la Comunidad, se colocó frente al púlpito e insistió en que el pueblo dominicano "tiene sed de justicia".

Fue sacado por miembros de la fuerza del orden presentes en el oficio religioso.