Un menor de 17 años fue remitido a las autoridades correspondientes y un comerciante de 42, fue detenido por su presunta participación en el homicidio de un vigilante de seguridad privado en una empresa en Haina, en un hecho ocurrido el 24 de enero de este año.

El menor reveló que el comerciante Luis Antonio Lebrón Valenzuela, alias Tulio, y Luis Andrés Beltré, alias Edward, fueron los homicidas del vigilante Florencio Pérez Sánchez, de 52 años, informó hoy la Policía en un comunicado.

Aseguró que Valenzuela y Beltré, quien está preso por robo, lo invitaron a recoger unos hierros en una empresa ubicada la zona industrial de Haina, donde estaba de servicio el vigilante fallecido.

Al lugar también concurrieron otros dos hombres conocidos como "Wali" y "Jesús" a los que Valenzuela llamó por teléfono, que transportarían los hierros hacia un lugar desconocido.

Según su relato, el vigilante privado se opuso a que entraran en la empresa, por lo que Valenzuela y Beltré le arrebataron la escopeta, lo tiraron en el suelo, lo golpearon con un tubo y le causaron varias heridas de arma blanca, causándole la muerte.

Por su parte, el comerciante dijo que el vigilante privado había prometido venderle los hierros de la empresa, pero que la venta no se materializó debido a que no tenía el dinero.

Tanto el menor como el comerciante fueron puestos bajo control de las autoridades del Ministerio Público para los fines legales que correspondan, mientras se activa la localización de "Wali" y "Jesús".