Luego de  una publicación del portal de noticias Acento.com.do y de denuncias del sector social del Pacto Eléctrico, sobre un contrato “fantasma” que el gobierno que preside Danilo Medina realizó con una empresa desconocida  para instalar otra planta de carbón en Punta Catalina, y generar 600 megavatios, se ha destapado la suspicacia sobre la legalidad y fiabilidad de este contrato.

La publicación afirma que el presidente Danilo Medina autorizó a Rubén Jiménez Bichara, vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), a firmar un “Acuerdo de Potencia” con la empresa Pinegy Commercial Group, representada por Manuel Porfirio Velázquez Arredondo, para construir e instalar una nueva planta de generación de 600 megavatios, a base de carbón, en los mismos terrenos que se construyen dos plantas de carbón en Punta Catalina, Baní.

La CDEEE se compromete “a comprar a Pinegy Comercial Group la cantidad de energía acordada y a reembolsar las inversiones correspondientes al puerto carbonero, con la correa principal transportadora de carbón, la torre de transferencia y las líneas de transmisión, en caso de que la CDEEE confirme, mediante acuerdo por separado, la asignación de las obras a Pinegy Comercial Group”, dice el convenio.

La información agrega que el “Estado no se compromete a invertir un centavo en la empresa, pero sí contrae la responsabilidad de comprar la energía que genere, y asume la responsabilidad de comprar la planta en caso de incumplimiento por parte del gobierno en los pagos de la energía suplida”.

Un comunicado del sector social del Pacto Eléctrico sostiene que “para cumplir con un requerimiento de la CDEEE, el proyecto fue desarrollado bajo el auspicio del Estado de Canadá, a fin de que, tan pronto fuera instalada la central, la operación y el mantenimiento fueran asumidos por la Canadian Commercial Corporation del gobierno canadiense”.

El documento adjunto a la noticia que publica Acento detalla las condiciones de dicho contrato entre la empresa Pinegy Commercial Group y el Estado dominicano, en el cual el presidente Medina indica:  “ratifico el acuerdo de potencia registrado con el número 391/13, el cual fue escrito a nombre  del vicepresidente de la  Ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) con la  sociedad Pinegy Comercial Group, S.R.I el 27 de diciembre de 2013”.

Aunque el contrato no lo especifica, Acento le atribuyó a una fuente que no identificó el dato de que “el costo estimado de la nueva planta sería de aproximadamente dos mil millones de dólares”

La ADIE lo desconoce

Luego de estas informaciones Metro consultó a Milton Morrison, presidente de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE), quien aseguró no tener conocimiento de ese contrato ni de la compañía.

“Me he enterado del asunto por algunas llamadas que me han hecho, no tenía conocimiento de la información que esta circulando, ni de que existía dicho contrato”, dijo el vocero del sector privado en el sistema eléctrico.

El diario destacó que el presidente Medina otorgó el Poder Especial No. 39-14 a Rubén Jiménez Jiménez Bichara en fecha 26 de marzo de 2014.

El contrato que reproduce Acento fue elaborado por la oficina de Abogados Pou y Velázquez, con domicilio en la Gustavo Mejía Ricart No. 37, en el edificio Boyero. Esta oficina la encabeza el abogado Virgilio Pou y es la misma  dirección social del representante de Pinegy Commercial Group. Debido a que la oficina de abogados y la empresa tienen el mismo lugar registrado como domicilio, Metro llamó a la firma de abogados encargada del contrato, quienes no estuvieron disponibles.

Historial clandestino

El contrato numerado como 391-13, fue rubricado el 27 de diciembre de 2013. El 24 de febrero del 2014 la directora jurídica de la CDEEE, Milagros Santos, remitió las certificaciones del Consejo de Administración de la CDEEE aprobando los acuerdos. La aprobación se hizo mediante la Quinta y Séptima Resolución del Consejo de Administración del 20 de febrero de 2014.

La empresa Pinegy Comercial Group tiene su registro mercantil numerado 98114SD, emitido el 20 de mayo de 2013, y estuvo vigente hasta el 20 de mayo de 2015.

El acuerdo autorizado por el presidente Medina es de una duración de 25 años, plazo que se computará desde la instalación y puesta en operación de la central, “lo que deberá suceder en un período máximo de 24 meses calendario consecutivos, a contar desde el momento que sean obtenidos todos los permisos y las autorizaciones que se requieran”. En marzo de 2016 vence el plazo otorgado por el Poder Ejecutivo para la instalación.

Poder Ciudadano protesta contra pacto eléctrico

La revelación surgió justo cuando la Comisión Gubernamental del Pacto Eléctrico anunciaba para hoy la reanudación de las sesiones de discusión para llevar a cabo este acuerdo entre el sector privado, el público y la sociedad civil. Hasta antes del receso de Navidad, las partes involucradas habían celebrado cinco reuniones para plantear y debatir las propuestas de solución a la prolongada crisis del sector eléctrico nacional.

Ante la denuncia, el movimiento social Poder Ciudadano llamó a protestar contra la decisión del Gobierno de realizar un contrato sin licitación en vilación a las leyes dominicanas. La concentración será hoy a las 4:00 de la tarde, frente a la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), donde se celebrará la reunión.

“El gobierno se burla del pueblo. Pretende firmar un Pacto Eléctrico, al tiempo que firma un contr.ato para 600 megavatios de forma clandestina y de grado a grado”, se quejó la organización, en un comunicado.