Un niño de cinco años murió ahogado este sábado arrastrado por las aguas de una cañada crecida en la comunidad Quebrada Honda, provincia Espaillat, mientras 3.300 personas han sido desplazadas y 660 viviendas afectadas a causas de las lluvias que afectan varios puntos del país en las últimas horas.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE), además, extendió a 16 las provincias en alerta e informó que cuatro localidades de la provincia María Trinidad Sánchez se encuentran incomunicadas.

El menor ahogado es Yeimy Hiciano, quien residía con sus padres en Quebrada Honda, y cuyo cuerpo fue rescatado este domingo por los organismos de socorro.

Alejandro Sánchez, director de la Defensa Civil en la provincia Espaillat, informó que el cuerpo sin vida del menor fue encontrado a primeras horas de la mañana, cuando se reinició la búsqueda.

La desaparición del niño se produjo durante las lluvias que la tarde del sábado se registraron en gran parte de la provincia Espaillat, que causaron nuevas inundaciones y crecidas de ríos, arroyos y cañadas.

De acuerdo al COE, dos vaguadas asociadas a un sistema frontal sobre la parte occidental de Cuba crean las condiciones para que continúen produciéndose aguaceros con tormentas eléctricas y ráfagas de viento en ocasiones.

Para este lunes, el sistema frontal se estará aproximando a territorio dominicano y por lo tanto nueva vez se estarán produciendo nublados con aguaceros, en gran parte del país.

Las provincias en alerta verde son Sánchez Ramírez, La Vega, Monte Cristi, El Seibo, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, Duarte, Santiago, Monseñor Nouel, Puerto Plata, San Cristóbal, Dajabón y Monte Plata.

En alerta amarilla están María Trinidad Sánchez, Espaillat y La Altagracia.

En María Trinidad Sánchez, se encuentran aisladas las comunidades Las Colcoba, Los Toros, Los Cachimbo y Majagual, debido al desbordamiento del río La Colcoba.