El niño se encontraba en un centro infantil acompañado de sus abuelos, quienes pensaban que estaba jugando, pero lo encontraron inconsciente