A pesar de los esfuerzos de su mascota, la vida del bebé no se pudo salvar. Los rescatistas encontraron su cuerpo y el del canino juntos, al lado de un oso de peluche