¿Qué transmiten simbólicamente Hillary Clinton y Donald Trump?

En el caso de Trump hay evidentemente muchas incongruencias. Defiende lo estadounidense, pero su indumentaria está hecha en México y China. Su peinado es llamativo y sus hijas también transmiten una imagen incongruente, ya que tienen cierta formación y conocen idionmas y también cierto atractivo, pero admiten cómo trata él a sus opositoras. Cualquiera podría darse cuenta de eso, pero también hay ciertos sectores del electorado a los que quieren que se les mienta.

¿Por qué la imagen de Hillary Clinton es tan invariable?

Tenemos que tener en cuenta sus etapas. Hay que diferenciar una política de una primera dama. Una mujer política se equipara a un dirigente y lo que quiere aspirar es a gobernar, mientras que la “Primera Dama” fue creada por el marketing estadounidense para competir con monarquías europeas y eclipsa con su imagen.

Clinton pasó por primera dama y luego fue secretaria de Estado de Estados Unidos. Esta imagen exige mucha seguridad y seriedad, que son adjetivos relacionados socialmente con el hombre. Y también tiene la etapa de candidata. Aquí había dos opciones: intentar feminizar a la dirigente política, una secretaria de Estado bastante masculina (ya que lo que hacía era usar color, pero siempre usaba traje sastre para ser menos criticada). Yo tenía la esperanza de que al usar la asesora de imagen de Michelle Obama se permitiera ser femenina a ser política, pero no la puedo juzgar, porque la sociedad no está preparada para ello.

La segunda opción era usar la imagen de la Hillary Clinton abuela y jugar con los dos elementos, que dicen: “Fui secretaria de Estado, soy seria y segura, pero también soy la Primera Dama que he sido, y me pongo mi collar de perlas y transmito cierta cercanía”.

Si me preguntan si ella transmite feminidad, lo dudo. Ella es mujer y si ocupa el cargo va a ser positivo, pero quizás Barack y Michelle han feminizado más este cargo que lo que Hillary.

¿Por qué para la sociedad es incompatible que una mujer política pueda tener amor por la moda?

Venimos de una sociedad patriarcal y machista y es difícil cambiar esto. Viene desde “La Gran Renuncia Masculina”, en el siglo XIX, cuando la burguesía decide en ese momento renunciar a ser bello y darle ese valor a las mujeres. En esa posición, la mujer es un objeto. Mi poder y mi economía la represento a través de mi coche, mi casa, mi mujer y mis hijas. Y eso se representa hasta hoy en día.

El hombre durante siglos compitió y fue más presumido y usó más complemento y más maquillaje que la mujer y en ese momento renuncia a todo. Y aunque él pueda gastar más en un traje, es imperceptible; en una mujer hay más riqueza en el vestuario y eso despista.

La imagen de un político no debe eclipsar ni para bien ni para mal, debe ser coherente con lo que transmite. Siempre debe ir correcto, aunque no sea modelo. Y transmitir austeridad, ya que eso es imagen política.