Si sorprende escuchar que el dominicano por todo bebe, quedarás pasmado al saber que los residentes del sector San Juan Don Bosco, en Santo Domingo, han ido más lejos y han querido vivir la experiencia a través de una actividad conocida como “El Rally del Borracho”.

Aunque parezca una idea descabellada o no puedas imaginar a un borracho corriendo una carrera, el evento se celebra cada 31 de diciembre desde hace 45 años.

La festividad que se inició como una “juntadera entre los muchachos del barrio”, hoy es un toque de queda para los amantes de las bebidas fermentadas o destiladas y ahora cuenta con el patrocinio de casas comerciales, incluidas marcas de bebidas alcohólicas.

La frase “El consumo de alcohol es perjudicial para la salud”, que contiene la Ley 42-01 sobre salud, y que día tras día se suele escuchar a través de las ondas sonoras inmediatamente después de los comerciales de bebidas etílicas, aquí parece pasar inadvertida.

Para el abastecimiento, no hay ningún inconveniente. Los asistentes pueden ir con provisiones en sus vehículos o comprar en los establecimientos del sector. Por si hiciera falta, las casas licoreras colocan carpas de venta en varias esquinas.

Los aficionados se preparan con tiempo, alistan todo lo necesario y, como si fuera poco, hasta se dan consejos para ser buenos bebedores.

“Baje a pie si usted sabe que se calienta (emborracha) temprano, eso de que yo manejo mejor cuando bebo no procede”; “Recuerden que el romo (ron) no se acaba ese día, para que no se pongan a beber como locos”; “Coma bien antes de empezar a beber”; “A las mujeres, vayan con ropa cómoda, la fiesta es en la calle”.

Estas y otras exhortaciones se ofrecen en la página de fans de Facebook del evento, que indica que “los borrachos van a beber en serio”.

El último día del año que recién finalizó, más de cinco mil personas se dieron cita para así, entre música, alcohol, alegría, amigos y fotografías, comenzar a despedir el 2015.

En esta ocasión, la música estuvo a cargo del salsero Yiyo Sarante y el artista urbano El Alfa.

Para la seguridad, el evento contó con oficiales de la Policía Nacional, de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, así como seguridad privada y la colaboración de la Junta de Vecinos de Don Bosco, un sector de clase media ubicado en el centro de la capital dominicana.

Años atrás, el Rally se empezaba a armar desde el 30 de diciembre, para así iniciar la festividad a partir de las 8:00 de la mañana del 31.

El Rally del Borracho tiene un protagónico. Cada año se pinta un muñeco que representa un personaje del barrio, sea hembra o varón, es el personaje que más se destacó por sus acciones, durante los 365 días del ciclo. La persona encargada de hacer el muñeco es Julio Burgos, a quienes los habitantes de la comunidad llaman cariñosamente Julito.

Ya el Rally del Borracho dejó de ser rally y trascendió al barrio, para convertirse en una tradición dominicana de cada fin de año, en la que sigue habiendo mucho alcohol.

Análisis: Entrevista a José Jorge Saladín Montero (Papitín), Cofundador del Rally del Borracho.

El Rally se inició como un compartir entre amigos del sector

¿Cómo nació el “Rally del Borracho”?

El Rally del Borracho nació hace 45 años, un 31 de diciembre entre los muchachos del barrio, que solamente nos tomábamos unos tragos; entonces decidimos hacer algo diferente, tomamos la iniciativa de hacer un rally.

¿En qué consistía la actividad?

Cada quien recorría las calles del barrio en su vehículo. Cada uno llevaba un número, se andaba por todas las calles del sector tocando bocinas, haciendo bulla, haciendo mímicas. Las mujeres se subían en las ventanas de los carros, hasta que se llegaba al punto de partida. Entonces ahí comenzaba la música, comenzaba el trago, llegaban los que vivían en el extranjero, se compartía, se rememoraban las actividades del año entero.

¿A qué hora inicia la actividad y a qué hora termina?

El Rally empieza a las 10:00 de la mañana y termina alrededor de las 9:00 de la noche.

¿Cuántas personas se dan cita cada año en el Rally?

Asisten aproximadamente cinco mil personas.

¿Cómo es la seguridad, tomando en cuenta que hay alcohol?

Excelente. Muy bien manejada, un personal activo, muy decente, muy preparado. Muy preparado, no te puedo decir lo contrario.

¿Qué diferencias hay entre las primeras ediciones del Rally y ahora?

Antes el Rally del borracho se hacía solo para las personas del barrio. Hoy en día hay mucha gente que uno no sabe quiénes son. Se han perdido muchas tradiciones porque los patrocinadores han tomado parte en la actividad, y ahora se transmite por radio y televisión.

En realidad, ya el Rally no se hace: antes se hacía la caravana de vehículos, hoy la vuelta de vehículos no se hace; antes se hacían poloshirts y gorras del Rally, ahora no. Ahora es la fiesta del borracho.

¿Cómo califica la versión de este año?

Fue muy exitoso, fue muy bonito, fue muy popular como todos los años.